De ello ha dado cuenta a la Xunta a través de un comunicado, en el que puntualiza que no se suspende ni la actividad lectiva ni el transporte escolar.

Sin embargo, para el caso de que la situación meteorológica supusiese un riesgo superior al previsto inicialmente, deja en manos de los directores de cada centro "adoptar las decisiones oportunas".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.