Siete detenidos en Catalunya por vender anuncios en revistas que no se editaban

  • La Policía detuvo a una persona en Barberà del Vallès (Barcelona) y a seis en Tarragona.
  • Se han detectado 368 perjudicados a los que habrían defraudado entre los 300 y 500 euros.
  • La cantidad total estafada supera los 100.000 euros.

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) detuvo el martes a una persona en Barberà del Vallès (Barcelona) y seis en Tarragona por ofrecer a empresas, comercios y profesionales operaciones publicitarias en revistas inexistentes relacionadas, supuestamente, con los cuerpos de seguridad, entre otros.

Hasta el momento, se han detectado 368 perjudicados a los que habrían defraudado entre los 300 y 500 euros, informó hoy el CNP.

El estudio de un listado de trasferencias puede aportar una cifra mayor de víctimas, ya que sólo se tienen datos de los últimos cuatro meses. Hasta el momento, y a la espera de concretar el número de posibles afectados, con los ya identificados, la cantidad estafada supera los 100.000 euros.

Los principales responsables del fraude, un matrimonio, eran titulares de una supuesta empresa de publicidad. Las llamadas era efectuadas, de forma insistente, por las teleoperadoras que empleaban, tras un número oculto y después de ser instruidas por el responsable. Así, inducían al interlocutor telefónico a creer que su jefe u otro responsable de la empresa-anunciante, ya había autorizado la operación.

Cobro para darles de baja

Las víctimas eran anunciantes, elegidos de modo aleatorio, de todo tipo de revistas. Les ofrecían insertar anuncios en supuestas revistas de cuerpos de seguridad o de servicios públicos, publicaciones que posteriormente ni se editaban, ni, por tanto, se distribuían. Casi todos declinaron tal contratación, si bien, poco después, las mismas telefonistas indicaban a los anunciantes "que debían abonar la cantidad correspondiente al año en curso para poder darles de baja" en la mencionada publicidad.

Buena parte de los anunciantes seguían con su negativa a pagar, pero mediante el engaño, la insistencia de las teleoperadoras, e incluso la coacción velada, lograban que aquellos finalmente efectuaran el pago para que les fuera tramitada la "baja" de la publicidad que, sin embargo, nunca les habían contratado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento