En concreto, el auto apunta que la última versión dada por Rosario R., en la que indicaba que permaneció en su domicilio la noche del 21 al 22 de agosto de 2016, "resulta contrastada por el resto de diligencias practicadas", en especial por los datos de su teléfono móvil.

Del mismo modo, el auto reconoce que en el informe remitido por el Instituto Nacional de Toxicología "no se desprende la existencia de indicios" de la participación de varias personas en los hechos. Por ello, el juez considera que no hay indicios para investigarla ni como autora ni como cómplice de la muerte de Diana Quer.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.