A partir de mañana, se eliminará la línea de estacionamiento que da contra el talud por motivos de ocupación de zonas de acopio y de seguridad.

Las obras tienen un plazo de ejecución de cinco meses, por lo que se estima que pueda estar acabadas a principios de verano. Se eliminan así barreras arquitectónicas, además de mejorar el paseo existente entre Genaratxu y el parque Usategi, que se convertirá en un itinerario peatonal natural "muy atractivo", ha destacado el Consistorio.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.