Quitanieve
Una máquina quitanieves retira la nieve en el pueblo de O Cebreiro (Lugo). EFE

Las provincias más afectadas por las intensas nevadas del pasado fin de semana recuperan poco a poco la normalidad, mientras las administraciones se preparan para un nuevo frente atlántico que volverá a dejar importantes precipitaciones y bajas temperaturas en una gran parte del interior peninsular. 

Por ello, el Ministerio de Fomento ha activado los medios necesarios para hacer frente a las nevadas que puedan producirse entre este martes y el miércoles en las comunidades de Asturias, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Madrid, según ha informado ese departamento después de la polémica a raíz del colapso de la AP-6 el pasado 6 de enero, cuando miles de vehículos se quedaron atrapados durante horas en la autopista que une Las Rozas (Madrid) con Adanero (Ávila) a causa del temporal de nieve.

Fomento cuenta con 716 equipos quitanieves y una capacidad de almacenamiento de 130.278 toneladas de fundentes para hacer frente a las situaciones que puede provocar el temporal de nieve.

El miércoles, tormenta y granizo

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para el miércoles precipitaciones generalizadas en la Península y Baleares y temperaturas en ascenso, más significativo en las mínimas, con heladas sólo en zonas montañosas.

Las lluvias podrán ser localmente fuertes a primeras horas en el sur de Andalucía y en Galicia, donde podrían ir acompañadas de tormenta y granizo, de cierta intensidad y frecuencia en la Meseta norte, Cantábrico, Pirineos y entorno de los sistemas Central e Ibérico y sierras del sureste peninsular, y débiles y ocasionales en el área mediterránea y norte de las islas Canarias de mayor relieve.

La cota de nieve se situará en torno a 800/1.100 metros al principio del día en la mitad norte peninsular, subirá en las horas centrales hasta unos 1.200/1.400 metros y bajará por la tarde noche a 800/900 metros, mientras en las sierras del sureste empezará en 1.800/2.000 metros y descenderá hasta 1.200/1.400 metros.

Las temperaturas diurnas subirán en la península y Baleares, excepto en los extremos noroeste y noreste peninsulares, donde no se esperan cambios significativos, y las nocturnas subirán de manera localmente notable en gran parte de la península y bajarán en el extremo norte, con heladas en zonas de montaña de la mitad norte, localmente fuertes en Pirineos.

Soplarán vientos del suroeste y oeste en la península y Baleares, con tendencia a rolar a noroeste al final del día, con intervalos de viento fuerte y rachas muy fuertes en Galicia, Cantábrico, Alborán, Baleares y sierras centrales y orientales de la Península, y de componente norte en Canarias, donde rolará a régimen de alisios.

Recomendaciones

Protección Civil ha aconsejado viajar provisto de cadenas o neumáticos de invierno, ropa de abrigo y teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil. En caso de quedar atrapado en la nieve, recomienda permanecer en el interior del vehículo con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire y con la precaución de comprobar que el tubo de escape no está obstruido para evitar la inhalación de gases.