Así lo ha indicado Asaja en una nota en la que ha recordado que la

montanera es la última fase de la cría del cerdo ibérico en la que se deja pastar al cerdo en la dehesa para su engorde. La fase de montanera va desde octubre a febrero, coincidiendo con el periodo de maduración de la bellota, pero la duración de esta etapa varía con frecuencia en función de la climatología, que además es determinante para que los cerdos la cubran de una forma óptima.

En esta campaña, la montanera comenzó en general en noviembre debido a que las bellotas "no tenían las condiciones óptimas por la sequía", pero el agua de los últimos días está favoreciendo la maduración de la bellota que venía siendo tardía por la escasez de agua.

Asimismo, ha ayudado al crecimiento de la hierba, que es complemento para la alimentación de los cerdos ibéricos en esta temporada aportándole calidad, lo que da tranquilidad a las fincas porque "la montanera será mucho mejor de lo esperado debido a que estas lluvias han mejorado mucho la cosecha de bellota y la hierba en la dehesa".

De este modo, aunque al principio la montanera "no empezó con buenas perspectivas, la lluvia ha favorecido bastante y finalmente está siendo bastante óptima", lo que posibilita, además, "buenos precios", sumado a la gran demanda de cerdos ibéricos que existe en la actualidad.

Para concluir, el vicepresidente de Asaja ha destacado, por tanto, las "buenas condiciones" para un jamón ibérico de bellota con "la máxima calidad y excelencia para competir con los mejores productos del mercado".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.