La Fiscal de Menores de Bizkaia, Mónica Arias, cree que el caso de Ibon

Urrengoetxea, que falleció el pasado 23 de diciembre tras ser atracado en el centro de Bilbao supuestamente por unos menores, "es un hecho puntual y aislado", y considera que no hay que bajar la edad penal establecida en los 14 años. Además, ha afirmado que la mayoría de menores infractores "se reconducen" y no se puede hablar de "futuros delincuentes".

En declaraciones a RTVE, recogidas por Europa Press, Arias ha manifestado que, aunque entiende la alarma social que se ha generado tras la muerte de Urrengoetxea, por la que se ha identificado a dos menores de 13 y 16 años de edad, ha señalado que se trata de "un hecho puntual y aislado", por lo que considera que no debe rebajarse la edad penal.

"TIENEN UN FUTURO"

Además, ha explicado que en la mayoría de los casos los menores infractores se reinsertan en la sociedad. "Yo personalmente me he sorprendido del buen hacer de las medidas de la intervención socioeducativa que se ha hecho por parte de la entidad pública, por los programas que tiene para la reforma y protección de estos jóvenes, que, por supuesto, tienen un futuro", ha apuntado.

La representante del ministerio público ha apuntado que no se puede hablar de "futuros delincuentes" porque la mayoría de los menores que han cometido un delito "se reconducen".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.