Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los agentes recibieron la alerta de una vecina de la zona, que había escuchado ruidos y había visto un hombre vestido de oscuro salir de un local con una caja registradora en los brazos.

Los policías realizaron una batida por la zona y localizaron al hombre en la carretera del Obispo, momento en el que procediendo a su detención. El arrestado, con seis detenciones anteriores por delitos contra el patrimonio, supuestamente había utilizado una maza para fracturar

la luna del bar, herramienta que fue encontrada en el interior junto con un destornillador.

Consulta aquí más noticias de Asturias.