Fotografía
Fotografía GUARDIA CIVIL DE ALMERÍA

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del 17 de noviembre, según ha explicado la Comandancia en una nota, en la que detalla que los vigilantes de seguridad advirtieron la presencia del coche sospechoso, que fue abandonado frente al almancén con las puertas abiertas y con las llaves en el contacto sobre las 1,30 horas.

Paralelamente a la inspección ocular de los agentes, la Guardia Civil recibió una llamada en la que se denunciaba la sustracción del vehículo empleado para la tentativa de robo. El dueño relató en su denuncia que dos personas encapuchadas le apuntaron con un arma de fuego corta y le obligaron a bajar del coche cuando se encontraba estacionado en la vía pública.

No obstante, según el relato ofrecido por el denunciante, los hechos relacionados con el supuesto robo del vehículo habrían tenido lugar a las 2,00 horas, esto es, media hora después de que se encontrara el coche frente al almacén de aperos, por lo que los agentes sospecharon de una posible denuncia falsa.

Con ello, los agentes requirieron de nuevo a la supuesta víctima quien, ante las preguntas realizadas por los agentes, terminópor reconocer la falsedad de la denuncia presentada y afirmó que sobre las 1,30 horas estacionó su vehículo en la zona del almacén de aperos, y en el momento en el que abrió la puerta del mismo, advirtió las luces de un vehículo que se acercaba, por lo que se marchó andando para no ser visto.

Así, el sospechoso fue detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa y de un delito de simulación de delito. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Roquetas de Mar (Almería).

Consulta aquí más noticias de Almería.