Bruce Springsteen en Granada
Bruce Springsteen durante un concierto en Granada en 2006. EFE
Desde las 10 de la mañana de este martes, hora en la que se pusieron a la venta las entradas para el concierto de Bruce Springsteen & The E Street Band del 17 de julio en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, y hasta las 19:30 horas, se han vendido
50.032 entradas de las 60.000 puestas a la venta.

La venta se está produciendo con "total normalidad", según Doctor Music
Según la promotora, Doctor Music, la venta se ha producido "con total normalidad", a pesar de que las colas formadas en los principales puntos de venta seleccionados para este concierto han sido muy numerosas, especialmente la formada a las puertas de la Fnac de Callao.

Tras las actuaciones del Palacio de los Deportes de Madrid del pasado 25 de noviembre y de Barakaldo (Vizcaya) del pasado 26 de noviembre, Bruce Springteen y la E Street Band ofrecerán en 2008 la segunda parte de su Magic Tour por varias ciudades europeas, que incluye esta cita del Santiago Bernabéu y las dos de Barcelona, el 19 y 20 de julio.

Desde 1987, cuando U2 actuó en el estadio Santiago Bernabéu, ningún otro artista de rock internacional había ofrecido un concierto en este emblemático recinto madrileño. Por otro lado, se ha añadido otra nueva fecha al calendario del 'Boss', que tendrá lugar en el estadio de Anoeta de San Sebastián el 15 de julio, y cuyas entradas salen a la venta el próximo 21 de diciembre.

FNAC y Tick Tack Ticket

La web de Tick Tack Ticket lleva horas colapsada
Los tickets para el concierto de Madrid se pueden adquirir en las tiendas FNAC, en los puntos de venta de la red Tick Tack Ticket seleccionados para este concierto, en el teléfono 902 15 00 25 y por Internet en www.ticktackticket.com, web que a esta hora está colapsada. El precio de las localidades es de 71, 67 y 57 euros para las de asiento reservado y 67 euros para las de pista (gastos de distribución no incluidos).

Se prevé un éxito de ventas similar al de su primer concierto en Barcelona, el del 19 de julio de 2008 en el Camp Nou, para el que se agotaron en menos de ocho horas las 72.000 entradas disponibles.