El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.
El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. EUROPA PRESS

A preguntas de los periodistas en Granada sobre si existe "una fecha límite" para la duración de estas pruebas, Sanz ha dicho que el objetivo del Gobierno es que el AVE entre en servicio comercial "lo antes posible", pero ha defendido que "en seguridad no debe haber prisas" ni "marcar una fecha" porque "quien la marca es la garantía de seguridad absoluta en torno al funcionamiento de un sistema tan importante como el ferroviario".

Ha matizado, tras las críticas de los últimos días, que esta clase de pruebas no se hacen sólo con el tren en marcha, sino que también incluyen análisis de la vía y de todo lo que atañe al recorrido, por lo que "no se ha dejado de trabajar ni un día" para seguir avanzando en esta nueva fase.

Ha defendido el que no se haya puesto un plazo concreto hasta que la seguridad "no esté garantizada", algo que, según ha agregado, "lo saben bien" los responsables del metro de Granada -que también fue sometido a estas pruebas-, por lo que ha mostrado su "sorpresa" con que responsables de la Junta, el PSOE o el alcalde de la capital, el socialista Francisco Cuenca, puedan criticar esta situación.

El delegado del Gobierno en Andalucía ha realizado estas declaraciones antes de presidir, acompañado por el jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, Jorge Manuel Martí, y del subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, la toma de posesión de once nuevos comisarios en el Auditorio de BMN-CajaGranada.

Consulta aquí más noticias de Granada.