Además, a través de un comunicado emitido a raíz de la detención a última hora del lunes del presunto agresor, ha mostrado el "profundo sentimiento de dolor por la pérdida de una vida humana".

Por otra parte, ha asegurado que, tras lo sucedido, se ha tratado de recuperar la normalidad del servicio en el albergue, "donde las personas usuarias, como siempre vienen haciendo, muestran su capacidad de convivencia pacífica, armonía y de empatía entre sí y con los servicios técnicos profesionales".

"El albergue seguirá siendo su lugar de pertenencia y, por tanto, su casa y el lugar donde ofrecerles nuestra ayuda", ha proseguido.

En paralelo, ha trasladado su reconocimiento a la labor del personal, del que ha destacado que está mostrando "una capacidad de reacción encomiable" para tratar de "mitigar un dolor" que "comparte" con los usuarios del centro.

"Seguimos, por tanto, con más fuerza que nunca, trabajando por paliar sus necesidades, programando nuestra labor de acción social hacia un colectivo de personas que día a día lucha por mejorar su situación y que en ningún caso se ve representado por hechos como el tristemente acontecido ayer", concluye su comunicado en alusión a la agresión mortal ocurrida el lunes.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.