El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez.
El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez. EFE

El secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, afirmó este martes que Pedro Sánchez "hace suya" una propuesta de Unidos Podemos al plantear crear un impuesto a la banca para aumentar los ingresos del sistema público de pensiones. En declaraciones remitidas a los medios, Álvarez aseguró que la propuesta de los socialistas es "un paso adelante", pero sostuvo que el grupo morado la incluyó ya en su programa para las elecciones generales de junio de 2016.

Álvarez también apuntó que Unidos Podemos registró en noviembre de 2016 una proposición no de ley –una iniciativa cuya aprobación no tendría efectos legislativos– en la que planteaba la creación de un "impuesto de solidaridad sobre el sector bancario". La propuesta de Unidos Podemos no era crear un tributo para pagar pensiones, sino para "recuperar las ayudas públicas que se han otorgado en los últimos años" a la banca.

De acuerdo con la PNL presentada en la Cámara Baja, el nuevo gravamen tendría un tipo del 10% y se aplicaría sobre los beneficios de las entidades "durante el tiempo necesario para recuperar todas las ayudas públicas". Álvarez también recordó que su partido apuesta por eliminar deducciones en las cuotas a la Seguridad Social, destopar las cotizaciones de los salarios más altos y "aumentar los salarios, porque los salarios basura generan cotizaciones basura".

Finalmente, pidió a los socialistas que presenten su propuesta de impuesto "de forma urgente" y "cuanto antes" en el Congreso, para que ambos grupos puedan tramitarlo "conjuntamente".

La propuesta de Sánchez

En cuanto a la propuesta socialista, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, planteó este martes crear dos nuevos impuestos con carácter finalista, es decir, que irían exclusivamente destinados a pagar las pensiones. El primero gravaría las transacciones financieras, y el segundo, con el que se recaudarían entre 800 y 1.000 millones de euros al año, sería un impuesto extraordinario a la banca.

El líder socialista argumentó que, "si los españoles contribuyeron con el sudor de su frente al rescate de la banca", es "justo" que ahora sean las entidades las que arrimen el hombro para sostener las pensiones. Además, apuntó que instituciones como el FMI, la UE y los gobiernos de Reino Unido y Francia han planteado una solución similar. En total, el PSOE calcula que sería necesario incrementar los ingresos de la Seguridad Social en 2.745 millones de euros.

En un documento remitido a los medios por el PSOE, los socialistas argumentan que el objetivo de su impuesto a la banca no es tanto que "devuelvan las ayudas concedidas", sino de que un "sector crítico, imprescindible para la estabilidad econóica, realice mayores aportaciones que desincentiven conductas excesivamente arriesgadas y permitan socializar recursos que puedan plantear de forma justa los rescates pasados y futuros".