El siniestro tuvo lugar en la calle Emilio Díaz Caneja, donde el conductor se salió con el coche de la vía, subiéndose a la aceray derribando dos señales verticales de tráfico.

Tras ello, el conductor se dio a la fuga y fue localizado por una patrulla de la Policía Local en la avenida de Valdecilla, donde le solicitaron la realización de la prueba de alcoholemia, resultando ésta positiva en más del triple de lo permitido.

Por ello, procedieron a su detención y le instruyeron diligencias judiciales por causar un siniestro bajo la influencia de bebidas alcohólicas, mientras que el vehículo fue retirado por una grúa al depósito municipal de Ojaiz.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.