En la denuncia interpuesta en la Comisaría de la Policía Nacional, el sujeto dijo que había dejado perfectamente estacionado su vehículo en la vía pública y que cuando había ido a recogerlo no estaba donde lo había dejado, dando vueltas para ver si lo localizaba, por lo que llamó a la Policía Local y fue informado entonces de que su coche se encontraba en el Depósito Municipal.

Lo narrado por el denunciante levantó sospechas en los agentes investigadores, por lo que citaron de nuevo al denunciante para que explicara realmente lo que había sucedido con el vehículo.

Al parecer, el sujeto había estado de fiesta y mientras conducía su coche golpeó a tres vehículos que estaban estacionados en diversas calles de la ciudad, tras lo cual dejó aparcado el turismo en la zona del Plantío.

Decidió entonces denunciar el robo de su propio coche y entregar al seguro la denuncia que interpuso en Comisaría para que el seguro pagara los desperfectos ocasionados con el vehículo.

El denunciante fue detenido en dependencias policiales como autor de un presunto delito de simulación de delito y deberá dar cuenta de sus hechos ante la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.