Así se indica en el último barómetro publicado por la patronal del pequeño y mediano comercio (Pimeco), que también establece que la situación presenta diferencias entre Palma y la Part Forana. En la capital, solo un 10% de los comercios presentan datos en negativo mientras que en el resto esta cifra llega al 18%.

El 36% de los comerciantes de Mallorca, considera que este mes de diciembre ha sido mejor en ventas que el mismo mes del año anterior y un 50% considera que han sido iguales que en el mes de diciembre de 2016.

Respecto al mes de noviembre pasado, los comerciantes de Mallorca aseguran que durante el mes de diciembre las ventas han experimentado un incremento. Así, un 60% de los encuestados consideran que las ventas han sido mejores, el 30% consideran que han sido iguales que el mes anterior

y un 10% de los comerciantes consideran que han sido peores.

La valoración global de la actividad comercial (venta realizada/ afluencia de clientes) de diciembre en el conjunto de Mallorca (6,3), experimenta un incremento de medio punto respecto al mes de noviembre (5,8) y lo sitúa a siete décimas por encima del promedio anual (5,6).

En relación a la evolución del comportamiento del índice mensual del mes de diciembre desde que se inició la gran crisis en el año 2009, después de un repunte del año 2010, en los años 2011 y 2012 cayó a niveles inferiores al del año 2009 (4,9), para remontar en el año 2013 y mantener un crecimiento sostenido en el 2014 y 2015.

El presidente de Pimeco, Bernat Coll, ha asegurado que las ventas, tanto en Palma como en el resto de la Isla "presentan una mejora en este último mes, fruto del tirón navideño".

Coll advierte que "desde el Black Friday se produce una vorágine de promociones y descuentos que enlazan con el periodo natural de rebajas de invierno durante enero y perjudican de forma importante al pequeño comercio que no puede estar permanentemente instalado en esta dinámica como los grandes operadores".