Hace dos siglos un cordobés sufrió una mutación genética que le provocó la enfermedad del Síndrome de Segawa y sus consecuencias han llegado hasta nuestros días.

De hecho, médicos del hospital Reina Sofía de Córdoba han diagnósticado 22 casos (todo ellos descendientes de esta primera persona) de esta extraña enfermedad –que afecta a una persona por cada millón de habitantes– y que se caracteriza por un deterioro progresivo de la movilidad, especialmente en niños, aunque tambián se dé en adultos.

La cura de la enfermedad se podría considerar como milagrosa"

Los médicos cordobeses han dado con la tecla de la patología tras investigar el historial clínico de los familiares y antepasados de los pacientes que la padecen y aseguran que "su cura es milagrosa", tal y como afirma el jefe del servicio de pediatría, Juan José Ochoa Amor.El tratamiento utilizado es a base de levodopa, un fármaco destinado a tratar la enfermedad de las personas que padecen Parkinson. Ochoa añade que, aunque la patología puede resultar muy incapacitante, con la medicación adecuada la recuperación llega a ser excelente.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA.