Tailandia
Figura de cartón del jefe de la junta militar de Tailandia. EFE

El jefe de la junta militar que gobierna en Tailandia desde el golpe de Estado de mayo de 2014, el general Prayuth Chan Ocha, ha decidido colocar un doble de cartón para dejar plantada a la prensa en la sede del Gobierno y no responder a las preguntas de los periodistas, un gesto que ha sido criticado por Human Rights Watch (HRW) por considerarlo una nueva muestra de "desprecio" a los medios críticos por parte del general golpista.

El sábado, 17 figuras de cartón que representan al general Prayuth fueron colocadas en la sede del Gobierno durante el Día de los Niños. Las figuras muestran al jefe de la junta castrense con varios atuendos, incluidos un traje tradicional tailandés, un atuendo deportivo o un traje ejecutivo.

Este lunes, Prayuth habló brevemente con los periodistas, pero después decidió colocar una figura de cartón para evitar responder a las preguntas de los diferentes medios convocados. "Pregunten a ese tipo", dijo en tono jocoso antes de marcharse.

Las reacciones al gesto del también primer ministro han sido silenciadas en las redes sociales pero este martes HRW ha dicho que su actitud se suma a una "larga lista de reacciones abusivas y bizarras contra los reporteros".

El general es conocido por sus críticas e incluso amenazas a los periodistas, a los que ha llegado a asegurar que ejecutará a los que no digan "la verdad", en un país en el que las libertades se han recortado desde que el Ejército se hizo con el poder.

El general Prayuth tomó el poder en mayo de 2014 y anunció entonces que en cuestión de meses habría convocatoria de unas nuevas elecciones, una cita electoral que ha ido sucesivamente retrasando, situando en noviembre de 2018 la fecha para dichos comicios, tras una reforma de la Constitución que amplía los poderes de las Fuerzas Armadas en detrimento del Parlamento.