La Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja, a través de un comunicado, ha indicado que "entiende el progreso de la sociedad riojana como dar pasos adelante con un crecimiento sostenible, respetuoso con el territorio y que no perjudique la actividad económica y el empleo que aún hacen posible que haya vida en los pueblos riojanos".

Pero todos estos elementos se verían seriamente amenazados si se optara por la construcción nuevas infraestructuras de comunicación que destrozaran kilómetros y kilómetros de las más fértiles tierras de cultivo de nuestra región (tanto sean nuevas vías de tren, como la conversión de la N-232 en autovía con cuatro carriles o más).

El campo riojano, junto con la industria agroalimentaria que lleva asociada, son una parte muy importante de la actividad económica en La Rioja (juntos aportan más del 20 por ciento al PIB riojano). Por este motivo, la Unión sostiene que "no se necesitan nuevos proyectos que dañen aún más un territorio ya saturado de vías y asfalto, sino optimizar los que ya tenemos".

Por ejemplo, liberando inmediatamente la autopista de pago, de manera que asuma la mayor parte del tráfico de paso que atraviesa nuestra región, dejando carreteras como la N-232 y otras como rutas de comunicación internas entre las diferentes comarcas.

"Y mejor que parches para conectar La Rioja con Miranda o con Castejón, destrozando más territorio sin ser nunca un verdadero AVE, la UAGR sugiere que se apueste por optimizar el aeropuerto ya existente en Agoncillo, ampliando destinos y horarios de los vuelos, aumentando su oferta para transporte de mercancías, y rebajando sustancialmente los precios del billete para que la mayoría de los riojanos pueda acceder a este transporte tan moderno e infrautilizado".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.