El precio del suelo en Los Monegros se ha disparado en las últimas semanas por la confirmación del proyecto de ocio y juego Gran Scala y algunos propietarios solicitan por sus terrenos hasta tres veces más de lo que pedían antes de la presentación del parque. La oferta de suelo es cada vez mayor aunque, según los expertos, las ventas no empezarán hasta que se sepa la ubicación exacta del parque.

Las mayores subidas se están dando en suelos urbanos. En localidades como Sariñena, por ejemplo, el metro cuadrado cuesta ahora unos 300 euros, un 333% más de lo que costaban hace poco más de dos semanas, cuando el precio del metro urbano estaba en torno a los 90 euros.

Los terrenos agrícolas también se venden a precio de oro. Según agentes inmobiliarios de la zona consultados por 20 minutos, una hectárea de terreno de regadío, lo más abundante en el área de Sariñena o Villafranca de Ebro, se vende ahora por 6.000 euros, un 50% más de lo que costaba hace quince días (4.000).

Las hectáreas de secano, que dominan en la zona de Monegrillo, La Almolda y Castejón de Monegros, también rondan ya los 6.000 euros, tres veces más el valor habitual de estos terrenos.

Las ventas, estancadas

Según las previsiones, hacen falta más de 2.000 hectáreas para hacer realidad el proyecto de Gran Scala. Aunque cada vez son más los propietarios que se deciden a poner sus terrenos a la venta, e incluso empiezan a  promocionarlos en diferentes páginas web especializadas en compraventa de fincas y propiedades rústicas, las grandes ventas no llegan.

La gente no comprará hasta que no se sepa donde irá el parque"

Los compradores prefieren esperar a que Investment Leisure Development (ILD), promotor de Gran Scala, haga pública la ubicación definitiva del complejo de ocio. Una vez que se sepa, según los expertos, arrancarán las ventas de suelo, que podrían venir acompañadas de un incremento todavía mayor de los precios.

«Hay mucha expectación alrededor de Gran Scala, aunque poco interés por comprar terrenos hasta que no se conozca la ubicación exacta del proyecto», aseguran en la constructora Eyconsa, instalada en Sariñena y una de las pocas intermediarias inmobiliarias que hay en la zona.

Los ecologistas reclaman debate

La Fundación Ecología y Desarrollo ha reclamado un debate social que valore los riesgos sociales, económicos y ambientales de Gran Scala. La organización tiene previsto reunirse con responsables políticos y promotores del proyecto, agricultores y agentes económicos, entre otros, para conocer la opinión de todos los agentes implicados.

Además, Ecología y Desarrollo ha anunciado que encargará a expertos la elaboración de informes técnicos sobre el parque de ocio y que colgará toda la información en su nuevo blog: Gran Scala a debate.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA