Entrada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba
Entrada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba EUROPA PRESS

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 19,50 horas del 24 de abril de 2015, cuando dos agentes policiales estaban de servicio, aunque vestidos de paisano conducían un coche policial camuflado.

Al respecto, los agentes fueron avisados por teléfono para que se dirigieran a la Avenida Virgen del Mar para localizar un vehículo que podía haber sido utilizado para la sustracción de una máquina de bolas.

De este modo, se dirigieron a la zona y en Camino de la Barca observaron a dos individuos que se introdujeron en un coche, mientras que un tercero les esperaba en el interior. Así, los agentes se fueron hacia el vehículo activando el lanza destellos.

En ese momento, el conductor, "lejos de detener el coche, aceleró, emprendió la huida y recorrió unos 300 metros hasta que el coche policial logró ponerse en paralelo". Si bien, frenó de forma brusca y realizó una maniobra marcha atrás que "puso en peligro" a los otros dos ocupantes del vehículo y a los policías, de hecho colisionó contra dicho coche.

Posteriormente, trató de girar hacia la izquierda, aunque el vehículo policial logró cortarle el paso. Los dos agentes se bajaron y se colocaron delante del coche de los tres acusados, momento en que el conductor "aceleró hacia adelante donde estaban los policías", que se tuvieron que apartar y chocaron contra el coche policial.

Tras ello, los tres procesados salieron corriendo, al tiempo que eran perseguidos por los agentes, que alcanzaron a uno de ellos, "sin que opusiera resistencia". Mientras, los otros dos al ver que era detenido presuntamente se dirigieron contra los policías y los agredieron con la intención de evitar la detención del tercero.

Como consecuencia de los hechos, los dos policías han sufrido distintas lesiones y el coche de los agentes ha tenido daños por valor de 909 euros. El conductor procesado carece de permiso de conducir por no haberlo obtenido nunca, según el fiscal, que ha solicitado para él cinco años y cuatro meses de cárcel y para los otros dos, un año y seis meses de prisión.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.