El alto tribunal gallego ha confirmado esa sentencia, de la Audiencia Provincial de Pontevedra, y ha rechazado los argumentos esgrimidos por las representaciones de los procesados, que expusieron que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia, o que la calificación jurídica de los delitos fue errónea, entre otras razones.

Según determina el TSXG, que da por válidos los hechos considerados probados por la Audiencia, hubo prueba de cargo suficiente para justificar la condena de los dos procesados, y recuerda que varios testigos les señalaron, además de la propia víctima (aunque no pudo declarar en la vista por las graves secuelas que padece).

Las defensas también cuestionaron la calificación jurídica de los delitos imputados, en concreto, pusieron en duda la realidad de la agresión a la víctima, algo que no comparte el alto tribunal, que determina que "la prueba ha sido convenientemente analizada y valorada".

Por ello, ha desestimado el recurso y ha confirmado la sentencia que condena a Pedro Yago S.P. y a Alison Lucas B.R. a 14 años de cárcel cada uno por los delitos de robo con violencia y lesiones agravadas.

La Audiencia también les condenó a pagar una indemnización de casi 430.000 euros al párroco, así como 9.500 euros anuales para sufragar los gastos de atención que requiere, y a pagar 60.000 euros a la hermana del párroco por daños morales.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.