Coches atrapados por el temporal de nieve en la AP-6
Coches atrapados por el temporal de nieve en la AP-6 DGT

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha defendido que la predicción para el pasado fin de semana se cumplió "según lo previsto" y ha pronosticado que este martes volverá a nevar en buena parte del oeste de la Península y en la mayor parte de las capitales de Castilla y León.

El portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo, ha señalado que el día de Reyes hubo aviso rojo (riesgo extremo) por nevadas en La Rioja y en Navarra y sistema Ibérico porque se esperaban más de 45 centímetros de nieve y en el centro de Navarra más de 20 centímetros a partir de 600 metros.

"Realmente se acumularon cantidades importantes", ha señalado Del Campo, que ha indicado que el día 7 de enero siguió nevando en muchas zonas aunque fueron remitiendo.

El portavoz ha dicho que el sábado 6 de enero fue el día con mayor cantidad de nieve, ya que incluso hubo dos récord, en Logroño y Pamplona, que tuvieron el día más lluvioso de su historia para un mes de enero.

En concreto, en Logroño se recogieron 48,7 litros por metro cuadrado en 24 horas y el anterior récord fue de 30,9 litros por metro cuadrado en enero de 1952, es decir, en 65 años y "la mayor parte fue en forma de lluvia". Por su parte, en Pamplona, el 6 de enero se recogieron 65,6 litros por metro cuadrado, cuando el anterior récord en enero fue de 55,5 litros por metro cuadrado en enero de 2015. En este caso, la mayor parte de las precipitaciones fueron en forma de nieve.

La agencia oficial emitió un aviso rojo especial por las nevadas

Además, se registraron datos de nieve en Valladolid, Ávila, Segovia, Soria y en el Puerto de Navacerrada, a 1.900 metros de altura, se recogieron 29 litros por metro cuadrado, todos en forma de nieve. En Ávila, a 1.130 metros de altura, el día de Reyes se acumularon 20 litros por metro cuadrado en forma de nieve, mientras en Segovia, unos 24 litros por metro cuadrado, también de nieve.

Respecto al día 7 de enero, Del Campo ha explicado que siguió la nieve y que en Ávila se recogieron 17 litros por metro cuadrado; en Segovia, 12 litros por metro cuadrado. "Fue un episodio con nevadas de cierta intensidad", ha comentado.

Sobre la predicción, el portavoz de la AEMET recuerda que la agencia oficial emitió un aviso especial por nevadas en el interior peninsular y se emitieron los avisos por nevadas del plan Meteoalerta, que hasta el viernes eran de color naranja y, ese día, el aviso aumentó a color rojo (riesgo extremo).

"En las zonas de aviso naranja y rojo se han cumplido. Ha caído la cantidad de precipitación que estaba prevista, en Castilla y León por encima de 500 metros, aunque en Navarra y La Rioja nevó algo por debajo de la cota prevista. La predicción ha funcionado según lo previsto", ha comentado.

Predicción para los próximos días

El portavoz ha informado de que la próxima madrugada va a ser "muy fría" en la mayor parte del interior peninsular y ha subrayado que estas heladas podrán ser fuertes en zonas de Castilla y León, ya que en zonas de la meseta norte se podrá bajar de -6 grados centígrados y cerca del Sistema Central y del sistema Ibérico se podría llegar cerca de -10 grados centígrados. "Promete ser muy fría", ha advertido.

Además, ha dicho que este martes se acercará un frente frío desde el Atlántico que dejará lluvias en el tercio oeste de la Península que podrán ser fuertes o persistentes en el extremo sur de Andalucía y en el oeste de Galicia.

El martes podrá volver a nevar debido a la llegada de un frente frío desde el Atlántico

Del Campo ha añadido que estas lluvias se irán extendiendo de oeste a este aunque prevé que las precipitaciones serán "poco probables" en el entorno del Mediterráneo. Así, señala que este frente se encontrará con temperaturas muy bajas por lo que al principio del día la cota de nieve será muy baja, entre 600 y 1.000 metros en el noroeste y centro de la Península.

Esto implica que podrá volver a nevar en "casi todas" las capitales de provincia de Castilla y León. Respecto al miércoles, ha dicho que llegará un nuevo frente atlántico "más activo" que el del martes y que podrá dejar lluvias en "muchos puntos" del país excepto en el extremo nordeste de la Península y ha precisado que donde serán más intensas será en Galicia, sur y este de Andalucía y en el noroeste de Castilla y León.

De hecho, ha apuntado que las máximas estarán frescas toda la semana, ya que aunque el miércoles subirán unos 3 grados centígrados, el jueves volverán a descender y en ambas Castillas y Madrid no llegarán a 10 grados centígrados, propio de esta época del año.

Sobre el jueves, ha dicho que será un día de transición aunque seguirán las lluvias en el extremo norte de la Península y también podrán llover en sistemas montañosos y áreas de Baleares e irán remitiendo en el sur y en las zonas del Mediterráneo. "Será un día más estable y con menos precipitaciones, pero como los cielos quedarán despejados, las temperaturas, sobre todo las nocturnas, bajarán y de nuevo se producirán heladas en la mitad norte", ha señalado.

El portavoz ha agregado que el viernes se intensificarán las heladas, que serán de cierta importancia y a lo largo del día entrará un nuevo frente que dejará lluvias, por un lado en el Cantábrico oriental y Pirineos y en el oeste de Galicia, desde donde se irá extendiendo a la vertiente atlántica. De cara al fin de semana, Del Campo ve que "lo más probable" es que sigan entrando estos frentes atlánticos que dejarán lluvias en la vertiente atlántica y en el cantábrico con temperaturas que irán subiendo y bajando en función de las zonas y del paso de los frentes.