Magdalena Valerio.
Magdalena Valerio, en una rueda de prensa como secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE. PSOE

El PSOE insistió este lunes en su propuesta de crear una cesta de nuevos impuestos para sostener el sistema público de pensiones. Los socialistas calculan que esos ingresos adicionales, que se obtendrían a través de tributos con carácter finalista, deberían ascender a 2.745,28 millones de euros anuales, si bien la dirección del partido no precisa por ahora qué impuestos subirían y se limita a señalar que no afectarían a los trabajadores y a la clase media.

Para explicar la propuesta del PSOE en materia de pensiones, el secretario general del partido, Pedro Sánchez, iniciará este jueves un recorrido por toda la geografía española. El PSOE celebrará un total de 52 asambleas abiertas en las próximas semanas, aunque Sánchez no participará en todas. Su primera parada será en Granada, mientras que el sábado celebrará un acto en Madrid. Estos eventos están abiertos a toda la ciudadanía, no sólo a los militantes.

El portavoz de la dirección socialista, Óscar Puente, dijo este lunes que la cuestión de las pensiones es "prioritaria" para el partido, y denunció el "vaciamiento" de la hucha de las pensiones por parte del Gobierno y la "seria amenaza" que para el sostenimiento del sistema público suponen las políticas del PP. "El PSOE quiere abordar este problema de enorme magnitud con una propuesta seria y elaborada", agregó en una rueda de prensa en Ferraz.

Magdalena Valerio, responsable de Seguridad Social y Pacto de Toledo de la dirección socialista, dijo por su parte que la "política errática" del PP está haciendo calar la idea de que "no existe futuro" para las pensiones públicas, y denunció los "efectos letales" de la reforma laboral de 2012 y la "pérdida de cotizantes". "La solución del PP ha sido la de los malos gestores: me fundo los ahorros. Han entrado a saco con la hucha de las pensiones", apuntó.

La socialista insistió en que el problema no es de gasto, porque España gasta en pensiones "por debajo de la media de la UE", sino de ingresos. Con respecto a la propuesta del PSOE, la resumió en cuatro grandes objetivos: garantizar "pensiones suficientes", vinculando su subida al IPC; racionalizar los gastos del sistema; incrementar los ingresos con impuestos finalistas y las cotizaciones derivadas de un empleo "de calidad" e "intensificar la inspección de trabajo para controlar el fraude".

A preguntas de los periodistas, Valerio no especificó qué impuestos quieren subir los socialistas. "Tenemos que completar las cotizaciones con impuestos sí o sí", dijo la integrante de la Ejecutiva que quiso dejar "muy claro" que no se incrementará la carga fiscal de trabajadores y clases medias, y que el PSOe apuesta por "cargar contra los que pagan menos o se escaquean". "Y hasta aquí puedo leer", zanjó.