A preguntas de los periodistas, tras visitar las obras de la Hacienda del Rosario, Muñoz ha recordado que esa "fusión" es una línea de trabajo que se viene desarrollando desde hace tiempo. Para ello, según detalla, era "condición fundamental" la modificación de la Ordenanza Reguladora de Obras y Actividades (OROA), algo que se aprobó en el último pleno municipal, por lo que "ahora lo que queda es redondear el asunto con la integración efectiva de personal en un único departamento".

"Esto supondrá que los sevillanos, cuando vayan a obtener una licencia tendrán una ventanilla única", añade, manifestando que se continúa trabajando y desarrollando tareas internas para "producir esa integración". Tal como advierte, "hay pequeñas dificultades a la hora de producir esa integración efectiva, ya que la GMU es un organismo autónomo y Medio Ambiente tiene personal funcionario del propio Ayuntamiento".

En este marco, explica que Recursos Humanos y la Intervención municipal están desarrollando trabajos que cree que estarán finalizados en un mes y espera que, a partir de ahí, en el primer trimestre de 2018 la integración sea "un hecho y que eso se traduzca en que en Sevilla sea más fácil abrir un negocio y obtener licencia". "Esto era una demanda de los empresarios y los ciudadanos a la hora de relacionarse con el Ayuntamiento", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.