La actuación comenzó después de que el 16 de diciembre el investigado presentase una denuncia en la que informaba de que el día anterior un autor o autores desconocidos habían sustraído su vehículo que estaba estacionado en la vía pública, cerca de su domicilio.

Desde ese momento se iniciaron las primeras averiguaciones para la localización del vehículo, así como para identificar al autor o autores de la sustracción, aunque los agentes obtuvieron cierta información que les hizo sospechar.

Con los datos, comprobaron que que el vehículo denunciado como sustraído se había visto involucrado en un accidente de circulación el 9 de diciembre cuando circulaba por la carretera A-92, dentro de la provincia de Granada.

En el siniestro, tras chocar con la bionda de la carretera, el coche quedó inmovilizado en el lugar aunque en su interior no se encontró ningún ocupante.

Con esta información, la Guardia Civil requierió al denunciante para mantener una conversación con él, si bien en todo momento afirmó que el vehículo había estado aparcado en la localidad de Roquetas de Mar, que solo él lo usaba y que en ningún momento había sufrido ningún accidente.

Así las cosas, tras contrastar toda la información obtenida hasta el momento, los agentes aprecian pruebas de que pudiera tratarse de una denuncia falsa, por lo que la mañana del pasado día 2 la Guardia Civil lleva a cabo la investigación del propietario del vehículo y denunciante, como presunto autor de un delito de simulación de delito.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Roquetas de Mar (Almería).

Consulta aquí más noticias de Almería.