El caso, que ha provocado una honda polémica en León, máxime cuando el centro de Eras de Renueva es uno de los mayores de la Comunidad por número de tarjetas sanitarias, es para el titular de Sanidad un claro ejemplo de "imprevisión" a la hora de planificar las consultas, algo que, como así precisa, se produjo al autorizar vacaciones y permisos por encima de lo aconsejable.

"Nosotros tenemos una serie de instrucciones, en el sentido de no acumular vacaciones o permisos por encima del 25 por ciento de la plantilla del centro", explica Antonio María Sáez Aguado, quien añade que en esta caso dicha recomendación no fue atendida y se "sobrepasó este límite, y además se produjeron dos bajas el día anterior y otras ese mismo día".

En cualquier caso, el consejero defiende que el centro estuvo atendido por el coordinador y que a muchos pacientes se les llamó para modificar la cita que tenían. "El Servicio de Urgencias funcionó con tres médicos y tres enfermeras sin grandes problemas y no ha habido reclamaciones por escrito hasta la fecha", se ha felicitado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.