Los hechos se han producido en la tarde de este domingo, cuando, en la

vigilancia ordinaria por la localidad, los agentes observaron a un repartidor de un establecimiento que circulaba a gran velocidad y sin respetar la fase roja del semáforo que lo vinculaba, generando un riesgo para el resto de usuarios y para el tráfico, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

Una vez interceptado, el repartido explicó a los agentes que estaba haciendo su último pedido y que, por tal motivo, iba con prisas. No obstante, una vez realizadas todas las comprobaciones pertinentes, los agentes procedieron a someter al motorista a las pruebas de alcohol y drogas, "vista la actitud y comportamiento del conductor".

Las pruebas han arrojado un resultado positivo en cocaína, hecho que "pone en riesgo al resto de usuarios de la vía al circular tras haber incorporado a su organismo este tipo de sustancias".

Ante tal circunstancia, agentes de la Policía Local de la localidad han inmovilizado el vehículo que conducía este repartidor de comida.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.