Rebaja, rebajas, compra, compras, comprar, comprando
Rebaja, rebajas, compra, compras, comprar, comprando EUROPA PRESS

El primer día de las rebajas de enero de 2018 ha caído un domingo de lluvia y frío en la capital gallega. La afluencia de gente no es mucha en las grandes marcas ni en los pequeños comercios, lo que deja un comienzo "muy malo" y de saldo "negativo" para las ventas de enero.

"Aquí en el centro está siendo muy malo: está lloviendo, hace frío y no hay gente", ha lamentado la dependienta de una tienda de ropa deportiva. Y es que, a pesar de ser domingo, que era lo que creían que les iba a ayudar en las ventas, el saldo de este 7 de enero está siendo "de momento, negativo".

La trabajadora no ha dudado en apuntar a la lluvia como factor que, en Santiago, a pesar de ser "lo habitual", "fastidia un poco el día". Sin embargo, los anteriores domingos que las tiendas permanecieron abiertas con motivo de las compras navideñas, las ventas fueron "bien, como se esperaban".

Además, el dependiente de un comercio local ha concordado en que está siendo un comienzo de rebajas "malo" y "sin gente", porque, en su opinión, "hace frío y la gente ya está harta de gastar durante la Navidad".

"Pusimos los artículos a descuento ya pensando que era domingo y que la gente se animaría a salir, pero no ha sido así", ha asegurado, al tiempo que ha valorado que la Navidad fue "mejor, sobre todo en los domingos".

Sin embargo, más optimista es el relato de la encargada de una tienda de cosméticos del centro santiagués, Beatriz Sánchez, puesto que, en su establecimiento, "la mañana ha sido muy buena" y "la tarde parece que está siguiendo el ritmo".

"Parece que la gente se ha animado aunque el tiempo no acompañe", ha considerado. Y es que, para su tienda, que "hace años que abre en domingo por estas fechas", "no eran días de mucho trabajo" salvo el de este año.

"BUENA OCASIÓN" TRAS EL GASTO NAVIDEÑO

Por su parte, los compradores que sí se han animado a acercarse hasta las calles del Ensanche de Santiago "agradecen" los descuentos después de los "grandes gastos" navideños, "a pesar del mal tiempo".

Para los jóvenes, por su parte, esta es una "buena ocasión" para invertir el dinero que sus familiares les han regalado por estas fechas. "También es buena idea para cambiar aquello que te regalaron", ha apuntado una clienta de una tienda de ropa.

RECUPERAR EL SISTEMA TRADICIONAL

Por su parte, en una entrevista este domingo en Radio Nacional recogida por Europa Press, el vicepresidente de la Federación Galega de Comercio, José Luís Pérez, ha apostado por recuperar el tradicional calendario de rebajas, desregularizado desde el año 2012.

Así, ha indicado que el auge del comercio electrónico provoca que las grandes superficies "se vean obligadas a hacer períodos de rebaja todo el tiempo", lo que hace que se ofrezcan descuentos en los productos a lo largo de "todo el año".

"Para el pequeño comerciante y el comerciante en general no es rentable. Si tengo que estar todo el día rebajando el producto para que me compre la gente, una de dos, o vendo el doble, cosa que no va a pasar, o el margen de beneficio va a descender", ha manifestado José Luís Pérez.

De este modo, ve con buenos ojos la propuesta de la Federación Española de Comercio de volver a regular los períodos de rebajas que, a su juicio, deberían tener tiempos "muy concretos, como era en un principio".

Así, ha recordado que las rebajas se crearon para "dar salida a los stocks", al tiempo que ha teorizado con que la vuelta al sistema tradicional también combatiría las "falsas rebajas", ya que anteriormente el consumidor "tenía control de lo que costaba" el producto a lo largo de todo el año y podía distinguir si se trataba de un descuento o no.

En cuanto a los datos ofrecidos por un estudio que cifraba en 9.605 los contratos que generará la campaña de rebajas en Galicia, José Luís Pérez ha apuntado que esos puestos de trabajo no corresponden exclusivamente a los comercios, sino que éstos representan "una parte muy pequeña".

De este modo, ha indicado la mayor parte de esos puestos de trabajo guardan relación con el comercio online, que ofrece contratos "temporales" de "reponedores, almacenistas o tranportistas" que, una vez cae la demanda, "se destruyen".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.