La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Agencia de Protección Civil, mantiene la alerta ante el riesgo por nevadas en Castilla y León declarada desde las 22:00 horas del pasado viernes día 5 de enero. Además, en la tarde del 6 de enero se activó el Plancal de Segovia con nivel 2 ante las numerosas incidencias registradas en esa provincia y esta mañana se ha activado en Ávila, informa a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Desde el inicio del episodio se han registrado más de 560 incidentes relacionados con las precipitaciones en forma de nieve. Estos incidentes se han concentrado principalmente en las provincias de Segovia, donde se han gestionado desde el 1-1-2 más de 350, y Ávila, donde se ha superado el centenar de emergencias.

La mayor parte de los incidentes relacionados con las nevadas se han producido en las carreteras de la Comunidad, en concreto han sido 484 las emergencias gestionadas desde el Centro de Emergencias Castilla y León 1-1-2, mientras que 83 se han producido en núcleos de población y han sido sobre todo solicitudes de sal o quitanieves.

El punto más problemático durante estos días ha sido la confluencia entre la AP-51, AP-6 y AP-61, donde ha habido grupos de vehículos que han colapsado ambos sentidos de circulación.

Actualmente, recuerdan desde la Junta, las labores de limpieza de las vías continúan. Se mantienen la AP-51 y la AP-61 cortadas a la circulación. Ya se han dado por finalizadas las operaciones de desbloqueo de vehículos en la calzada de la AP-6 y se están gestionando grúas para retirar vehículos abandonados.

ALBERGUE EN SAN RAFAEL

Esta pasada noche, la Unidad de Apoyo Logístico en Emergencias (UALE) ha montado un albergue con capacidad para 150 personas en el Colegio Público de San Rafael. Han acudido numerosas personas durante toda la noche y en estos momentos se está atendiendo a unas 35 aproximadamente. También está presente en el lugar Cruz Roja para prestar apoyo.

En la localidad de Arévalo, en la provincia de Ávila, se albergó a 125 viajeros en el Teatro Municipal, los cuales no podían continuar su camino por la A-6. Este albergue está siendo gestionado por la Asociación de Voluntarios de Protección Civil de Arévalo. Actualmente quedan unas 60 personas, el resto han comenzado a irse en dirección norte.

En Villacastín hay un albergue montado en una sala polivalente y se ha acogido a unas 130 personas. El ayuntamiento de la localidad segoviana se encarga del albergue y de la manutención de las personas afectadas, detalla la Junta.

PRESENCIA DE LA UME

Desde esta madrugada, la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabaja en la zona realizando labores como reparto de alimentos en San Rafael y rescate de personas que puedan precisar de asistencia sanitaria y colaborando en la evacuación de los vehículos que estaban parados y asistiendo a sus ocupantes. Actualmente hay en zona más de 250 militares de la UME de las bases de Ferral de Bernesga (León) y Torrejón de Ardoz (Madrid).

La Junta recuerda que la nevada ha colapsado una cantidad de carreteras importante, sobre todo, en las provincias de Segovia y Ávila, lo que ha provocado problemas con la movilidad de los recursos sanitarios terrestres. Del mismo modo, debido a la mala situación climatológica, los recursos aéreos sanitarios tampoco han podido dar respuesta a las incidencias ocurridas.

El Centro Coordinador de Emergencias de la Agencia de Protección Civil está gestionando y realizando labores de seguimiento desde el primer momento de todas las incidencias producidas por las inclemencias meteorológicas. El Centro de Emergencias Castilla y León 1-1-2 ha reforzado el personal de atención de llamadas en todos sus turnos. Se han atendido hasta las 13.00 horas más de 1.900 llamadas relacionadas con las nevadas, de ellas 1.387 desde la provincia de Segovia.

EVITAR LOS VIAJES POR CARRETERA

La Agencia de Protección Civil insiste en evitar conducir por las carreteras de la Comunidad durante las próximas horas salvo que sea estrictamente necesario y mantiene las recomendaciones de consultar tanto la previsión meteorológica como el estado de las carreteras.

En el caso de tener que conducir, si se viaja en vehículo propio, es importante hacerlo con el depósito de combustible lleno y llevar algún tipo de cadenas para las ruedas, además de ropa de abrigo, agua, comida y un teléfono móvil con la batería cargada, ante la posibilidad de que el vehículo quede momentáneamente retenido en la nieve, recuerda el comunicado.

Así, señalan que si fuese necesario informar sobre una emergencia, es importante especificar con claridad el lugar exacto donde se encuentra la víctima y las características del terreno, las dificultades de acceso que pueda haber, las condiciones meteorológicas en el lugar y el estado del accidentado.

La Junta recuerda que habrá información actualizada en la web del 112 Castilla y León, en el perfil de Facebook, 'Centro de Emergencias Castilla y León 112' y de Twitter '@emecyl112'.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.