En lo que se refiere a Mateos Gago, el concejal delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha defendido en un comunicado que "se ha demostrado que la reordenación es posible, ya que los comercios y la hostelería han funcionado con normalidad durante las pasadas semanas".

Además, ha valorado "el esfuerzo de las empresas de reparto que han trabajado en coordinación con el Ayuntamiento, un trabajo que ha permitido comprobar que existen otras alternativas".

El delegado municipal ha informado además de que esta semana que comienza se convocará de nuevo a la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) para analizar con detalle el funcionamiento del plan, y a su vez estudiar las posibles medidas de carácter permanente que permitan la reordenación de la calle.

"Aunque las conversaciones mantenidas durante la aplicación del plan no han puesto de manifiesto la existencia de problemas de envergadura, se analizarán otras alternativas que se vienen trabajando de forma conjunta con los empresarios para asegurar el correcto funcionamiento sin que sea necesaria presencia policial", ha añadido Cabrera.

Por otro lado, la tercera y última fase del Plan de Navidad tendrá como principales objetivos el control permanente del grado ocupación aparcamientos, así como que no se saturen los accesos al centro.

De este modo, se mantendrá la ordenación con doble carril de entrada en San Pablo y Virgen de los Buenos Libros, y sobre los aparcamientos de las zonas comerciales de Nervión, según detalla el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.