Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán
Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán EUROPA PRESS/ARCHIVO

Así lo ha confirmado la Policía Nacional, cuerpo desde el que han matizado a Europa Press que en un primer momento se llevaron a cabo 24 detenciones, si bien uno de los arrestados ya quedó en libertad el mismo sábado.

Concretamente, los ultras del Real Betis y del Sevilla Fútbol Club -equipos que este sábado por la noche se enfrentaron en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán en el marco de la Liga de Primera División- protagonizaron una pelea en las inmediaciones del puente de la Barqueta de la capital andaluza, y se habían citado previamente por Whatsapp supuestamente para agredirse.

Según informó el Ayuntamiento hispalense en una nota, los sucesos comenzaron sobre la 1,00 hora de la madrugada, y a los detenidos se les han incautado diversos objetos contundentes, como palos, cuchillos, punzones y hachas.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en declaraciones a los medios al asistir a la celebración de la Pascua Militar en Sevilla, indicó que no se descartaban nuevas detenciones, así como que hay una persona herida en un hospital como consecuencia de estos hechos.

El delegado explicó que los ultras "han utilizado las redes sociales" para quedar, de forma que "ha sido un enfrentamiento bajo una cita previa" realizada a través de Whatsapp "para una pelea".

Desde el Ayuntamiento explican que, sobre la 1,00 hora de la madrugada del sábado, una dotación de la Policía Local vio a un numeroso grupo de encapuchados vestidos de negro en La Cartuja, por lo que dio aviso a la Policía Nacional y solicitó más refuerzos del cuerpo municipal de seguridad.

Minutos después, los dos grupos comenzaron a pelear, resultando uno de ellos lesionado con traumatismo en la cabeza y herida abierta, siendo interceptado por la Policía Nacional.

Efectivos de la Policía Local y Policía Nacional cerraron la Cartuja y lograron detener a 24 ultras, según indicó el Ayuntamiento, que precisó que los arrestados son varones de entre 20 y 30 años de edad.

El delegado del Gobierno precisó que entre los detenidos hay tres personas de Suecia "que parece que habían venido a ver el partido exclusivamente", pero que supuestamente estaban involucrados en la pelea y podrían estar vinculados a alguno de los grupos radicales que se han enfrentado.

Cerca de 900 efectivos han conformado el dispositivo especial de seguridad

movilizado con motivo del citado partido de fútbol, declarado de alto riesgo por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.