Embalse conde de guadalhorce pantano
Embalse conde de guadalhorce pantano DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

Así, en declaraciones a Europa Press, ha lamentado que el Gobierno "no haya incrementado la capacidad hídrica en la provincia de Málaga en una sola gota de agua después de seis años", por lo que ha reivindicado "más que nunca" actuaciones para garantizar el abastecimiento de agua a medio plazo.

En este marco ha informado de que ha presentado iniciativas parlamentarias en el Congreso de los Diputados tendentes a solucionar esta situación. Heredia ha recordado que el embalse del Guadalhorce tiene una serie de aportaciones de aguas altamente salinizadas procedentes de las formaciones triásicas existentes en su cuenca.

Los puntos de aportación son varios: fuentes, pozos, manantiales y surgencias saladas, asociadas a topónimos reveladores: Saladilla, Arroyo Salado, Fuente Amarga, etcétera. En este sentido, destacan tres: Saladilla, Cañaveralejo y Meliones, y concretamente este último supone el 95 por ciento en las aportaciones de sal, estando su concentración entre 120 y 160 gramos por litro.

Las aportaciones totales de sal oscilan entre un máximo de 1.442 t/día (año 1997) y un mínimo de 84 t/día (2006). El origen del fenómeno hidrogeológico se ha investigado desde distintos estamentos, empresas y geólogos a título individual e incluso ha sido objeto de tesis doctorales.

Estos estudios, ha explicado el diputado, se encaminan a determinar su origen, la extensión del área de recarga del manantial, los caminos preferentes del agua etcétera; todo ello con objetivos puramente científicos en unos casos o como base para diseñar soluciones en otros.

Pese a los "numerosos intentos de solución", como la corrección de Cañaveralejo, captación parcial de las surgencias de Meliones, dique sumergido, captación y conducción hasta el mar de las salmueras del manantial de Meliones, corrección de la infiltración de aguas superficiales, todos han servido "para poco". No obstante, Heredia ha destacado que han permitido conocer mejor el funcionamiento del fenómeno "y permiten asegurar que la solución debe contemplar un cúmulo de actuaciones, tanto en el origen (cuenca de aportación) como en el destino (surgencia de salmuera)".

La repercusión de la salinidad en la explotación del conjunto de los Embalses del Guadalhorce ha tenido varias etapas. En principio, el problema se reducía a mezclar el agua del Guadalhorce con las de Guadalteba y Turón en la proporción adecuada, de forma que se conseguía la utilización casi total del agua aportada al embalse de Guadalhorce, pero pronto se vio que la utilización total "era imposible si se pretendía mantener la calidad del agua en parámetros asumibles".

Así empezaron las descargas masivas de agua salinizada sobrante al mar y la duración de estas operaciones debía reducirse a lo que permitía la capacidad de los depósitos del abastecimiento a la ciudad, ha continuado el dirigente.

Ha añadido que el problema se agravó cuando, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, se fijó el contenido máximo de cloruro de sodio para el agua potable en 380 ppm(g/l) a la vez que se adoptaba para los riegos un contenido máximo de 800 ppm.

Estas nuevas condiciones redujeron la utilización del embalse a no más del 20 por ciento de su aportación media anual, evacuándose al mar el resto a través de operaciones cada vez más complicadas por la cantidad de condicionantes e intereses que había que tener en consideración.

En esta etapa ya se disponía del depósito de cola de Pilones, de El Limonero y de las conexiones con Viñuela y Costa Occidental, lo que permitía prolongar la duración de los desembalses de agua salada.

Heredia recuerda que la entrada en servicio de la desalinizadora de El Atabal, en 2005, supuso una

mejora en la situación, aunque de alcance limitado, al permitir la utilización para abastecimiento de Málaga de agua con hasta seis g/l de TDS, recordando que "los conductos para abastecimiento y riego son comunes".

"Esto quiere decir que, mientras se está regando, el agua no puede pasar de 0,8 g/l de cloruro sódico y cuando no hay riegos, suele haber agua en la captación superficial de Aljaima", ha explicado, al tiempo que ha agregado que "esta ligera mejora tiene la contrapartida de que la osmotización de la totalidad del agua que se utiliza en el abastecimiento de Málaga supone la pérdida, como rechazo de la planta, del 20 por ciento del agua tratada, con lo que habría que echar cuentas de la efectividad real de la instalación, al menos en lo referente a incremento de recursos".

Según el diputado del PSOE, existe "una convicción firme" de que toda solución definitiva al problema pasa por la eliminación total o parcial de los vertidos salinos al embalse de Guadalhorce: "otros dispositivos podrán ser complementarios, podrán mejorar determinados aspectos del esquema hidráulico pero, en ningún caso, podrán ser sustitutorios".

Heredia ha apuntado que la solución en origen, es decir, evitar la infiltración, "es sin duda la más atractiva aunque se considera utópica, por lo que habrá que recurrir a actuaciones tanto en origen como en destino".

Según el diputado socialista la situación ideal sería acabar con la totalidad de los vertidos salinos al embalse y llevarlo a la misma situación que Guadalteba o Conde de Guadalhorce. No obstante, ha admitido que "la solución total del problema puede no ser viable pero deben acometerse actuaciones parciales, de eficacia creciente, que pueden permitir alcanzar una situación aceptable".

Ha recordado en este sentido los estudios o anteproyectos existentes y ha incidido en que la actuación se declaró "urgente y prioritaria en el Anexo IV de la Ley 11/2005, de 22 de junio, que modifica la Ley 10/2001 del Plan Hidrológico Nacional

y fue incluida en el Plan Málaga de Acusur".

"Estamos hablando de la actuación más urgente en los pantanos del Guadalhorce, ya que resulta esencial para paliar la situación deficitaria de los balances, resolver la problemática de abastecimiento de Málaga y los municipios del Bajo Guadalhorce, así como para alcanzar el buen estado en las masas de agua ubicadas aguas abajo", ha finalizado el socialista.

Consulta aquí más noticias de Málaga.