Ante el inicio de la temporada de rebajas, la Asociación Murciana de Consumidores y Usuarios (CONSUMUR) ha pedido este miércoles en un comunicado a los consumidores y usuarios que compren "sólo lo realmente necesario y no piensen que comprar a menor precio significa gastar menos dinero", al tiempo que ha recordado que la alteración del precio en las rebajas no debe repercutir en la calidad del producto.

Así, han advertido fuentes de CONSUMUR que "lo ideal" es buscar aquellos productos que merecieron la atención del consumidor anteriormente pero por razones de precio excedieron sus posibilidades. Lo principal es, han apuntado, "no comprar por impulso, meditar si realmente se necesita el artículo y comparar calidades y precios en distintos establecimientos".

La organización ha subrayado que "es importante" distinguir entre las rebajas y otro tipo de ofertas que conllevan también una bajada del precio de los productos, como es el caso de la liquidación y los saldos. En las liquidaciones la disminución del precio de los productos a la venta se produce por la necesidad del establecimiento de eliminarlos rápidamente por causas extraordinarias, como pueden ser las reformas, mientras que en los saldos dicha disminución del precio implica una menor calidad, ya que son productos deteriorados o de baja calidad.

Por otro lado, antes de pagar, se debe preguntar en el establecimiento si admiten devoluciones por cambio de talla u otra circunstancia no achacable al establecimiento ni al fabricante. Sin embargo, si el artículo está defectuoso, el comerciante está obligado a cambiarlo en cualquier época del año.

Asimismo, un producto de rebajas tiene que cumplir todas las normas de calidad y etiquetado, y el consumidor tiene derecho a reclamar como si se tratara de un producto en venta habitual. Si la venta se realiza con tarjeta de crédito o similar, han recordado las mismas fuentes, el establecimiento no puede cobrar recargo alguno.

En este sentido, CONSUMUR considera "necesario" que los Ayuntamientos de la Región de Murcia "aumenten el número de inspecciones dadas las irregularidades que todos los años son detectadas durante el periodo de rebajas".

Y es que, han lamentado, estas irregularidades van desde la falta de información sobre el precio original de los productos, lo que hace sospechar de "falsas rebajas" en ciertos comercios, hasta la venta de artículos defectuosos en los que se presenta el reclamo "rebaja", cuando en realidad se trata de saldos.

Finalmente, la organización ha aconsejado a los consumidores y usuarios que "no renuncien a sus derechos y denuncien los abusos y fraudes". Para ello, pueden acudir a la sede de CONSUMUR en Murcia, o pueden llamar al Teléfono de Atención al Consumidor y Usuario '(968) 22 30 82'.

Consulta aquí más noticias de Murcia.