Cospedal
La minista de Defensa, en el discurso de la Pascua Militar MINISTERIO DE DEFENSA

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha subrayado este sábado el compromiso de las Fuerzas Armadas con la unidad de España, que cree que "no hay particularismo" capaz de quebrar su futuro como una nación "cohesionada, abierta, vertebrada y plural".

En su discurso en la Pascua militar, el segundo como ministra de Defensa, Cospedal ha abordado el desafío soberanista catalán, aunque sin citarlo expresamente, y ha trasladado al Rey el compromiso "sin reservas" de los Ejércitos y la Armada con la unidad y el futuro de España.

Ante los reyes Felipe y Letizia y los reyes eméritos Don Juan Carlos y Doña Sofía, la ministra ha abordado en su discurso algunas de las líneas estratégicas de actuación que Defensa se marca como objetivo para 2018 y como principal novedad ha incluido la amenaza que suponen para España las campañas de injerencia y desinformación o el uso delictivo del ciberespacio.

"Intereses geopolíticos y geoestratégicos"

Según ha alertado, se trata de la consolidación de "un nuevo campo de batalla" en el que se trata de influir sobre la toma de decisiones del pueblo español. "La proliferación de desinformación y noticias falsas distribuidas de forma masiva buscan manipular la percepción del ciudadano para orientarla en favor de intereses de terceros divergentes de los nuestros", ha explicado.

Y todo esto, ha insistido, con el único objetivo de "desestabilizar" los países "y llevarlos a un clima más propicio para intereses geopolíticos y geoestratégicos que no son los propios de las naciones afectadas". Por ello, ha avisado que el país no estará completamente seguro si no lo considera como uno de los dominios más peligrosos y lo marca como uno de los retos más importantes que abordar durante los próximos meses.

Pero además, ha sellado su compromiso con la presentación de un nuevo ciclo inversor, que abarque los próximos 15 años, con el objetivo de asegurar las capacidades de las Fuerzas Armadas "en relación con las necesidades de la defensa nacional". "Debemos garantizar que nuestras Fuerzas Armadas se adiestren y operen con material adecuado, adaptado a las circunstancias del entorno, y con la mayor garantía de seguridad personal", ha explicado.

Así, ha recordado las numerosas misiones internacionales en las que participan las Fuerzas Armadas españolas y ha tenido un recuerdo especial para los casi 2.500 militares que han pasado la Navidad lejos de sus hogares. "La protección de nuestros compatriotas comienza muy lejos de nuestros hogares: hemos de iniciarla donde se incuban las amenazas que acechan a las naciones libres", ha justificado.

Equiparación salarial entre fuerzas

Además, ha marcado como objetivo el bienestar del personal militar y sus adecuadas condiciones de trabajo y se ha comprometido con la conciliación laboral y familiar, el apoyo a la movilidad o el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas.

La ministra ha sellado también su compromiso con una de las principales reivindicaciones de las asociaciones militares, la equiparación salarial de las Fuerzas Armadas con Policía y Guardia Civil, y ha anunciado la realización de un estudio "riguroso" para analizar las medidas a adoptar.

"Buscaremos, en definitiva, que la Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas sean patrimonio de todos los españoles; que se sientan orgullosos de nuestros militares y reconozcan la importante labor que realizan para garantizar el estado de bienestar y el sistema de derechos y libertades del que disfrutamos", ha concluido.