Uno de los ejemplares recuperados por el complejo
Uno de los ejemplares recuperados por el complejo OCEANOGRÀFIC

Gracias a la colaboración de los pescadores, se activó para su rescate la Red de Varamientos -compuesta por la Conselleria de Medio Ambiente, la Universitat de València (UV) y el Oceanogràfic- para el estudio y la atención de todos los cetáceos y tortugas varados en las costas de la Comunitat Valenciana, detalla el recinto en un comunicado.

La que fue la primera tortuga del año rescatada, la número 359, procedía de Benicarló y era un "hermoso" ejemplar que pesa más de 20 kilos y ha sido capturado accidentalmente en faenas de pesca a 15 millas de la costa. Sufría embolia gaseosa moderada, por lo que se está tratando satisfactoriamente gracias a la terapia hiperbárica a la que se le ha sometido en las instalaciones del ARCA del Mar del Oceanogràfic.

El segundo ejemplar, la tortuga 354, fue capturada el pasado 15 de diciembre en Vinaròs, a 15 metros de profundidad de forma accidental con un trasmallo. Este animal de 5,6 kilogramos presentaba embolia gaseosa leve.

En la misma costa, el 27 de diciembre fue cogida la tortuga 357, en este caso arrastrada por pescadores. El quelonio no presentaba ninguna patología aparente.

Por su parte, la tortuga numerada con el 355 fue capturada el 22 de diciembre en Burriana, a 50 metros de profundidad y a siete millas de la costa, de forma accidental y también por arrastre. Este animal de apenas dos kilos tampoco había sufrido daños.

Ese mismo día fue recogida en la costa de Benicarló, a 50 metros de profundidad y cuatro millas de la costa, la tortuga 356, que también fue capturada de forma accidental por arrastre. Este ejemplar, de casi cinco kilos, padecía embolia gaseosa leve y ya recibe el tratamiento adecuado para su recuperación.

Una semana después, el 29 de diciembre y en la misma costa, también fue arrastrada por pescadores el animal numerado con el 358, aunque sin problemas de salud aparentes.

MÁS DE 350 TORTUGAS RECUPERADAS

El Oceanogràfic cuenta desde 2007 con el ARCA del Mar, una instalación especialmente diseñada para la acogida y recuperación de tortugas marinas. Este centro destaca por ser el mayor de España y uno de los más grandes de Europa para la atención y rehabilitación de estos reptiles.

A finales de 2017, más de 350 tortugas han pasado por el centro de recuperación. Allí se les da la atención y los cuidados necesarios para, posteriormente, volver al mar. Alrededor de 60 ya lo han hecho.

Consulta aquí más noticias de Castellón.