Según ha informado el Gobierno gallego en un comunicado, esta es una acción de la Consellería de Política Social en colaboración con el laboratorio de investigación en apego y narrativa (Liana) de la Fundación Niños. Además, la iniciativa se complementa con una acción de la Secretaría Xeral de Igualdade, que da cobertura a las mujeres que se encuentren en esta situación.

Los casos serán derivados por la Dirección Xeral de Familia, Infancia e Dinamización Demográfica a la unidad de intervención Liana, donde se evaluará la situación y se determinará el tratamiento que responda a las necesidades del menor.

En concreto, el procedimiento consistirá en una ayuda psicológica por parte de profesionales acreditados en el campo de la psicología y la atención sociosanitaria que dispongan de formación específica en este ámbito.

Los objetivos del proyecto, entre otros, son el de desarrollar un contexto de seguridad y prevención de nuevas situaciones y dar al menor información y habilidades para afrontar las consecuencias del abuso.

La Xunta ha explicado que el abuso impacta en las áreas de desarrollo de la víctima -física, de conducta, emocional y sexual- y supone dificultades en el establecimiento de relaciones sociales. "De ahí la importancia de intervenir terapéuticamente con los menores víctimas de estas situaciones", ha incidido el Gobierno gallego.

La administración autonómica considera esta situación un "fenómeno escasamente denunciado", por lo que, con esta iniciativa, busca "poner luz y ahondar en estas graves situaciones". Por ello, el gallego fue el primer gobierno autonómico en adherirse a la campaña 'Uno de cada cinco' del Consejo de Europa.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.