Recogida de aceituna
Recogida de aceituna EUROPA PRESS

"Ha habido un retraso a la hora de iniciar esa campaña cuando otros años, en las primeras semanas de octubre, comenzaba la recolección para los aceites tempranos y continuaba con la recogida generalizada, este año ha habido un parón y no ha sido hasta finales de noviembre cuando se ha generalizado la recolección", ha indicado a Europa Press el secretario general de UPA-Jaén, Cristóbal Cano.

A esto se suma el que, en el pasado mes de diciembre, "afortunadamente ha habido episodios de precipitaciones normales que tampoco han provocado demasiados parones en los tajos". Ha indicado que, por lo ya recogido, "se puede caracterizar por un elevado rendimiento graso, dos puntos por encima que en las mismas fechas de campañas anteriores, y también de una elevada calidad, porque si algo bueno tiene la sequía es que la incidencia de plagas como puede ser la mosca del olivo y que afectan a la calidad ha sido más baja que en otras campañas". En este sentido, ha insistido en que "la aceituna está muy sana y está dando esos aceites de máxima calidad".

Por su parte, el secretario general de COAG en Jaén, Juan Luis Ávila, ha señalado a Europa Press que, aunque se puede hablar de una media del 50 por ciento de campaña ya recogida, en algunas zonas de la provincia este porcentaje se encuentra ya entre el 60 y el 70 por ciento.

Ha coincidido en que la aceituna recolectada está marcada por unos "buenos" rendimientos grasos, y ha apuntado que, "visto lo visto, hasta el momento las cifras finales de producción van a estar muy próximas" a las avanzadas por el aforo que realiza la Junta de Andalucía.

Tal y como constató el aforo publicado por la Junta en octubre del pasado año, provincias como Sevilla y Málaga prevén un aumento en la producción de un 7,5 y 22,9 por ciento con respecto a la campaña pasada, mientras que las previsiones en Jaén, principal despensa de aceite de oliva de España, caen un 28,8 por ciento y se sitúan en las 360.000 toneladas. Córdoba contará con una producción de entorno a las 244.000 toneladas, es decir, un 9,4 por ciento menos que la campaña pasada.

La producción de aceite de oliva aforada en Andalucía para la campaña 2017/2018 es de 884.900 toneladas, lo que supone un descenso del 15,8 por ciento respecto a la anterior y un 7,7 por ciento menos a la media de las cinco últimas campañas.

La bajada, que está siendo especialmente acusada en Jaén como

principal provincia productora es consecuencia de la escasez de lluvia y las elevadas temperaturas, especialmente a finales de verano y principios de otoño.

En este punto, Ávila ha mostrado su preocupación por el déficit hídrico que padece el campo y especialmente el olivo, sobre todo de cara a la campaña del próximo año, ya que "la situación es muy mala y no parece que vaya a cambiar a corto".

El responsable de COAG en Jaén ha indicado que la calidad de los aceites obtenidos es "bastante buena", aunque ha apuntado que habrá una menor producción de virgen extra.

Por su parte, el portavoz de Asaja en Jaén, Luis Carlos Valero, ha indicado a Europa Press, que "la cosecha de la aceituna en la provincia de Jaén avanza de forma desigual". De forma general, y como consecuencia de los bajos rendimientos del año pasado, la recogida se retrasó en la mayoría de las comarcas, aun así, "actualmente hay zonas más avanzadas que otras", según Valero.

Por un lado, en aquellas comarcas donde la percepción visual del agricultor era de poca cosecha, aunque de maduración avanzada, se comenzó antes a recoger el fruto (en noviembre) y ya cuentan con más de la mitad de la cosecha recolectada. Son, por ejemplo, las explotaciones de Úbeda, Villacarrillo, el Condado y la Sierra de Segura. "En estas zonas el rendimiento graso de la aceituna está siendo alto, sobre unos dos puntos por encima del año pasado", ha señalado el portavoz de Asaja.

Por otro lado, hay comarcas como las campiñas, donde se ha comenzado a recolectar más tarde (ya entrado diciembre) viendo que el fruto no terminaba de madurar. En estas zonas apenas se ha recogido el 30 por ciento de la aceituna y los rendimientos están siendo menores.

"Tanto en unas zonas como en otras, la estimación es de que la cosecha será bastante inferior a la del año pasado y será un récord si se llega a los aforos", ha indicado Valero.

En cuanto a la estimación del fin de la campaña de recogida, todo dependerá de las precipitaciones. En las zonas más tempranas de recolección, podría terminar a finales de enero, mientras que en las más tardías se podría alargar incluso hasta el próximo mes de marzo.

Consulta aquí más noticias de Jaén.