En una nota, el responsable del Área de Seguridad Privada de CSIF Córdoba, Rafael Fernández, ha señalado que los hechos tuvieron lugar el pasado 25 de diciembre cuando el vigilante acudió a la consulta de un médico "para impedir que fuera agredido por parte de un usuario". Así, durante el forcejeo, el profesional de seguridad "recibió dos golpes y fue amenazado de muerte por este individuo, aunque consiguió finalmente inmovilizarle hasta que se personó allí la Policía Nacional".

Desde el Área de Seguridad Privada de CSIF Córdoba se indica que el vigilante se encuentra actualmente de "baja laboral debido a las lesiones que sufrió durante el incidente en el brazo y en la pierna izquierda". Es destacable el hecho de que el equipo sanitario que se vio sometido a esta situación "felicitó posteriormente al guarda de seguridad por su actuación", han señalado desde CSIF.

Igualmente, Fernández ha resaltado la labor de estos profesionales que, "aun sufriendo malas condiciones laborales y salariales, velan por los intereses de sus clientes y del conjunto de la ciudadanía en sus centros de trabajo".

Por último, CSIF Córdoba ha puesto de manifiesto que pone sus servicios jurídicos "a disposición de los trabajadores que sufren una agresión durante el desarrollo de su actividad laboral para que inicien, si así lo estiman oportuno, las correspondientes acciones legales".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.