Extinción del fuego en el marjal
Extinción del fuego en el marjal BOMBERS

El fuego se inició en la tarde de la pasada jornada y se ha controlado este viernes a las 9.20 horas. A falta de perimetrar la superficie definitiva, el Centro de Coordinación de Emergencias 112 GVA estima la zona calcinada en alrededor de 320 hectáreas.

Se trata de un área que pertenece al catálogo de humedales de la Generalitat Valenciana, además de Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y LIC, de Interés Comunitario.

El responsable provincial de Medio Ambiente ha visitado esta mañana la zona calcinada para valorar los daños a la luz del día, puesto que ha recordado que el Marjal dels Moros posee "especial protección para las aves" en "un lugar de altísimo valor paisajístico, un humedal de los pocos que quedan en la zona norte de l'Horta de Valencia", informa el Consorcio en un comunicado.

Por tanto, Bort ha reconocido la existencia de preocupación al inicio del fuego por su posible extensión más allá del término municipal de Sagunt, hasta entrar al área de la localidad valenciana de Puçol.

"Los vientos complicaron mucho el ataque del incendio y solo permitían entrar a los bomberos por los bordes de las llamas o la cola", ha explicado el titular del Consorcio.

El trabajo de los bomberos, una vez puestas fuera a de peligro las personas y las infraestructuras, se centró en prevenir las posibles consecuencias medioambientales. Procedieron así a realizar una crema controlada para no afectar a las viviendas y preservar el hábitat de las aves acuáticas.

Por tanto, el diputado ha destacado que "muchas lagunas están intactas" tras el incendio y "no tenemos que lamentar daños personales y en infraestructuras".

En las tareas de extinción han participado efectivos terrestres y aéreos de la Generalitat Valenciana y la Diputación de Valencia, con la colaboración del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón.

SAGUNTO RECLAMA "MÁS MEDIOS PARA PREVENCIÓN Y EXTINCIÓN"

Por su parte, el alcalde de Sagunt, Quico Fernández, ha reclamado "más medios para la prevención y extinción de incendios" tras el ocurrido. "Creo que se ha de desarrollar una política de prevención más ambiciosa. Es necesario aislar las zonas habitadas y las zonas industriales de la masa vegetal que es altamente combustible", ha reivindicado.

Fernández ha pedido que se destinen más recursos "durante todo el año y no solo en verano". Además, ha echado en falta la presencia de responsables de la Conselleria de Medio Ambiente "al más alto nivel", aunque ha agradecido la presencia del director general de Emergencias, Josep Maria Ángel, y la del diputado de Bomberos de la corporación provincial, Josep Bort.

El primer edil ha manifestado que le "aseguraron que estaban todos los recursos disponibles en el incendio: dos helicópteros y una avioneta pequeña". Si hubiéramos tenido hidroaviones, el incendio no hubiera alcanzado las dimensiones que ha tenido, y espero que sirva para hacer una reflexión", ha apostillado.

"Los vecinos están muy sensibilizados porque han padecido ya algunos incendios y creo que se merecen una mayor implicación por parte de las administraciones. Las administraciones que son competentes en este espacio, Conselleria y la Demarcación de Costas, deberían dedicarle mayor atención", ha defendido.

El alcalde ha calificado el incendio de "gravísimo y devastador" y se ha mostrado "desolado porque un paisaje verde que había hace dos días se ha convertido en un paisaje negro". Asimismo, ha informado de que se desalojó el Grau Vell y, aunque no ha habido ninguna pérdida humana, se han producido daños a las viviendas.

Asimismo, ha puesto el foco en el trabajo para rehabilitar la zona, tanto la vegetación como las pasarelas o las zonas de avistamiento de aves, entre otras.

Consulta aquí más noticias de Castellón.