Según ha señalado este organismo, de nuevo los "pirómanos" de les Revalladores de Almassora han "intentado quemar" esta zona ubicada en el margen izquierdo del río Mijares, debajo de la conocida como finca del millonario. Los fuegos "reiterados" que se vienen sucediendo durante los últimos dos meses se han producido entre la torre mirador de madera, la finca del millonario y la caseta de los moros.

En esta ocasión el fuego se inició sobre las 18.00 horas de la tarde, justamente a 10 metros ribera del río arriba del último incendio provocado el pasado 16 de diciembre que calcinó 200 metros cuadrados de vegetación, ha añadido.

"La rápida actuación de los bomberos impidió que el cañaveral que hay junto al lecho seco del río también se quemara", ha explicado Javier Rodríguez, uno de los dos guardas del Consorcio río Mijares. La ruta verde que discurre por el margen izquierdo del Mijares siempre se encuentra limpia de vegetación para permitir el paso de decenas de personas y ha funcionado como un pequeño cortafuegos que ha impedido pasar las llamas de un lado a otro del paraje, ha apuntado el Consorcio.

Rodríguez ha subrayado que "ahora se han calcinado unos 500 metros cuadrados, pero hace tan sólo unas semanas también se le prendió fuego a unos 200 metros cuadrados de terreno, justo al lado de una zona de repoblaciones de pinos, y los bomberos lograron apagar el fuego en unos 30 minutos".

DIEZ FUEGOS PROVOCADOS

Durante las últimas semanas se habían producido 10 fuegos "provocados" en la misma zona de las Revalladores de Almassora, según el Consorcio, que ha destacado que "la noche y el fin de la jornada de los guardas rurales del Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares es el momento elegido por los vándalos para prender fuego a este lugar del río ubicado muy cerca de la ciudad de Almassora".

Así mismo, la entidad ha señalado que los "vándalos", en otros "intentos" de quemar esta zona del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares, arrancaron la valla de madera que rodea la torre mirador de les Revalladores y prendieron fuego a los palos. "Incluso en otras ocasiones encendieron hogueras debajo de la misma gran torre de madera que sirve como mirador del paisaje, una acción peligrosa que hubiera podido provocar importantes daños personales y materiales", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Castellón.