Carlos Peña, el único nadador amateur que recorre a nado los cinco continentes

  • En la modalidad de espalda.
  • Pretende nadar en la Expo 2008 de Zaragoza o apoyar con algún reto la candidatura de Madrid 2016.
  • Quiere difundir un mensaje a favor de la paz y el medio ambiente.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN.
El tolosarra Carlos Peña durante una de sus travesías/ WEB C.PEÑA
El tolosarra Carlos Peña durante una de sus travesías/ WEB C.PEÑA
Web Carlos Peña

El deportista guipuzcoano Carlos Peña se ha convertido en el único nadador amateur del mundo que recorre en la modalidad de espalda mares y océanos de los cinco continentes, en los que sortea corrientes glaciares y olas gigantes para difundir un mensaje a favor de la paz y el medio ambiente.

Este ciudadano tolosarra de 42 años, que se define como "aventurero y activista" por la paz y la ecología, ha surcado en los últimos 18 años el lago Ness en Escocia, el Titicaca en Suramérica o el río Nertva en Bosnia en plena contienda bélica. Peña pretende difundir un mensaje a favor de la paz y el medio ambiente.

Todo sin ningún ánimo de lucro y compatibilizándolo con su actividad profesional en una empresa de Guipúzcoa, en la que araña horas de su tiempo libre y días de vacaciones para entrenar, viajar y nadar hasta lograr sus objetivos.

Las "más peligrosas"

Entre las travesías más "peligrosas" que recuerda Peña figura la que llevó a cabo en 1995, cuando viajó al corazón de los Balcanes para cubrir a nado el río Neretva, entre Mostar de Metkovic, dentro de una expedición de ayuda humanitaria.

"Pedí permiso a los dos bandos y nadé durante dos días, escoltado por los cascos azules españoles" y soportando una temperatura ambiental de "15 grados bajo cero", recuerda Peña, que reconoce que "fue una locura", ya que el "río estaba minado" y estuvo "a punto de fallecer" tras quedar enganchado en los hierros de un puente derruido.

También fue muy emocionante nadar en el estrecho de Magallanes, cerca de pingüinos y una ballena, o ser el primer hombre en atravesar a nado el lago Tititaca en su vertiente más larga de 180 kilómetros, de Puno (Perú) hasta Puerto Pérez (Bolivia).

Por la paz en Euskadi

Este tolosarra ya piensa en poder viajar al Tíbet para adentrarse en las aguas de un lago, a 5.000 metros de altura, muy cerca de Lhasa. Poder nadar en la Expo 2008 de Zaragoza o apoyar con algún reto la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016 son otras de las posibilidades que maneja este nadador que no piensa en retirarse. De esta manera, Peña pretende continuar con su lucha a favor de la paz en Euskadi y un mundo en el que, según defiende, "todos tenemos cabida".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento