Iguana
Ejemplar de iguana verde. GTRES

La ola de frío que está azotando Estados Unidos está teniendo consecuencias también en las especies. En el estado suroriental de Florida, donde los termómetros han bajado de los 5 grados, están apareciendo iguanas verdes congeladas que caen de los árboles.

Estos animales proceden de América Central y del Sur y están acostumbrados a climas tropicales. Por ello, se paralizan cuando el termómetro registra menos de 10 grados bajo cero, según indicó Kristen Sommers, responsable de supervisar el programa de vida silvestre y peces no nativos para la Comisión de Conservación de Peces y Vida Silvestre de Florida.

Sommers también recomendó a los habitantes de Florida que es preferible no acercarse a las iguanas congeladas, ya que estas especies pueden sentirse amenazadas y atacarles. "No asuman que están muertas. En la mayoría de los casos van a volver a calentarse y moverse, a menos que sean sacrificadas", finalizó.

Según los expertos, las iguanas verdes son una especie invasora en Florida. Se comen las plantas de los jardines y cavan madrigueras. Además, pueden crecer hasta 1,5 metros de largo y sus heces pueden ser una potencial fuente de contagio de la salmonelosis.