Billetes de euro, dinero, PIB
Billetes de euro, dinero, PIB EUROPA PRESS

Según ha explicado en un comunicado la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas, dicha disminución rebajaría la cifra global de deuda hasta los 8.799 millones de euros al final de 2018, mientras que la previsión de cierre a 31 de diciembre de 2017 era de 8.805 millones de euros.

Asimismo, para este año la previsión del Govern es dejar de pedir 142,7 millones de nuevo endeudamiento respecto a aquello que podría endeudarse según su capacidad y los límites establecidos por el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

En caso de agotar el margen de endeudamiento, Baleares acabaría 2018 con 8.942 millones de deuda, si bien la previsión del Govern es cerrar el año con una cifra de 8.799 millones.

La posibilidad de endeudamiento de Baleares para 2018 llega a 1.084 millones, de los cuales 947,3 millones corresponden a las amortizaciones ordinarias, 124 millones al déficit permitido por este ejercicio (0,4 por ciento del PIB) y 12,7 millones a cubrir las liquidaciones negativas del sistema de financiación 2008/2009.

De este modo, Baleares tiene que recurrir al 2018 a menos endeudamiento del que podría asumir y ha previsto unos ingresos por esta vía de 947,8 millones, mientras que el gasto para cubrir el pago de las amortizaciones de la deuda previstas por este ejercicio representa 953,9 millones.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha asegurado que se trata de un "punto de inflexión" y ha destacado la "línea de control y estabilización" de la deuda pública mantenida por el Govern durante esta legislatura.

"DEUDA ALTA"

Asimismo, Cladera ha reconocido que en Baleares todavía existe un "deuda alta" de la que más de un 70 por ciento corresponde a los mecanismos de financiación del Estado, y ha recordado que la carencia de financiación ha generado unos 5.000 millones de euros de la deuda pública autonómica desde 2002.

Por este motivo, la consellera de Hacienda ha defendido que la condonación de la deuda es una "compensación" procedente del "problema histórico de infrafinanciación" que se tiene que incluir dentro de la reforma del sistema de financiación.

La consellera espera que el Gobierno presente su propuesta de nuevo modelo de financiación y ha manifestado que, por su parte, el Govern ha demostrado una "gestión cuidadosa, con la que cumple con los objetivos de déficit y de deuda y con los plazos de pago a proveedores".

Por este motivo, Cladera ha criticado tanto las "amenazas" del Gobierno en relación al cumplimiento de la regla de gasto como el recorte de 67 millones de euros en la aportación a Baleares de los recursos del sistema de financiación para 2018.

En este sentido, la consellera ha asegurado que Baleares es "una de las comunidades más cumplidoras" y ha lamentado que la reducción de la financiación "puede tener consecuencias negativas precisamente en el cumplimiento de los objetivos que requiere el ministerio, un hecho que resulta una incoherencia".

"El Gobierno carga la presión sobre las comunidades por el objetivo tal vez menos importante, como la regla de gasto, y en cambio toma decisiones de recorte de ingresos para las comunidades que dificultan el cumplimiento de los otros objetivos", ha añadido.