El Gobierno de España va a impartir una formación integral y multidisciplinar en violencia de género a todos los agentes implicados de forma directa o indirecta en este ámbito en la Región de Murcia, como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los profesionales del ámbito judicial, no sólo jueces y fiscales, sino también médicos forenses, gabinetes piscosociales, oficinas de atención a las víctimas de violencia de género y profesionales que trabajan en primera línea en estas cuestiones, como los colegios de abogados y de procuradores.

Así lo ha hecho saber el delegado del Gobierno en la Región de Murcia Francisco Bernabé, quien se ha reunido este viernes de forma pionera con autoridades judiciales, mandos policiales y decanos de colegios profesionales del ámbito jurídico para impulsar nuevas medidas contra la violencia de género en la Comunidad Autónoma tras los pactos de Estado contra la violencia de género aprobados en el último trimestre tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado y que, en total, implican la puesta en marcha de casi 500 medidas en la lucha contra esta "lacra".

Se trata de la primera reunión que se celebra en España después del acuerdo de la Conferencia Sectorial de Igualdad que tuvo lugar la semana pasada en Madrid, en la que están representados el Gobierno de España, los gobiernos de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, así como los sindicatos o miembros del ámbito jurídico, y en el que se concretaron los nueve ejes fundamentales en virtud de los que se van a desarrollar las casi 500 medidas que se contienen en los pactos de Estado contra la violencia de género.

Con ese fin, Bernabé ha explicado que se ha acordado dar una dotación presupuestaria de mil millones de euros a nivel nacional durante los próximos cinco años, empezando por el 2018, anualidad en la que ya estarán en vigor 200 millones de euros. "Con independencia de que se aprueben o no los presupuestos, estos proyectos tienen ya las dotaciones presupuestaria a través de las previsiones del Ministerio de Hacienda", tal y como ha ratificado Bernabé.

Los mil millones de euros se repartirán entre las diferentes administraciones, de tal forma que los ayuntamientos recibirán cien millones de euros, las comunidades autónomas dispondrán de 500 millones de euros y el Gobierno central se reservará otros 500 millones de euros para el desarrollo de sus competencias en esta materia.

En lo que respecta a la Región y, en particular, a las competencias que dependen de la Delegación del Gobierno, Bernabé ha afirmado que "hemos querido ser pioneros con esta reunión a nivel nacional, apenas una semana después del acuerdo unánime al que se ha llegado con la Conferencia Sectorial para poner en marcha los programas de formación relativos a estos ejes". El delegado ha precisado que se van a articular, a partir de hoy, el diseño de los programas de formación.

En primer lugar, Bernabé ha anunciado que esta formación tendrá un carácter "multidisciplinar" para que "aborden todas las perspectivas de la violencia de género en los distintos frentes en los que se puede asumir". Asimismo, el objetivo es que estos cursos "sean estables y perduren de forma continua en el tiempo" y que, además, "sean evaluables para que se conozcan sus resultados y se puedan seguir implementando medidas para mejorarlos en el futuro".

"VAMOS A PONER TODOS LOS MEDIOS QUE ESTÉN A NUESTRA DISPOSICIÓN"

En definitiva, y con la reunión de este viernes, Bernabé ha afirmado que "damos el pistoletazo de salida a un compromiso y a un grito alto y claro desde las administraciones públicas para decirle a todo el mundo, en general, y a la Región de Murcia, en particular, que no vamos a permitir bajo ningún concepto que se piensen los maltratadores y violentos que pueden agredir a una sola mujer más".

Para ello, ha asegurado que "vamos a poner todos los medios que están a nuestra disposición", y ha considerado que la reunión celebrada este viernes con los distintos agentes implicados "así lo va a escenificar".

Al ser preguntado por la cuantía que le corresponde a la Región de Murcia de esos fondos, ha señalado que el dinero "se va a empezar a repartir ahora en atención a los nueve ejes", y es una cuestión que "se va a ir perfilando durante las próximas semanas".

Ha destacado que son 200 millones de euros para este primer año y que, de ellos, aproximadamente 80 van a ser para políticas de coordinación a nivel estatal. Dentro de esos 80 millones, "indudablemente una parte importante vendrá para los recursos que la Delegación del Gobierno en Murcia va a poner encima de la mesa con todos estos programas de formación de los colectivos citados", tal y como ha certificado.

Al ser preguntado por las cuestiones a mejorar a partir de ahora en la lucha contra la violencia de género, Bernabé ha señalado que las competencias que se han abordado en la reunión de este viernes son aquellas que tiene atribuidas la Delegación del Gobierno, que se circunscriben a la materia formativa.

En concreto, Bernabé ha anunciado que el Gobierno central va a trabajar para "mejorar la formación de guardias civiles, de policías y de todos los operadores del ámbito jurídico, que son en general los primeros que actúan cuando hay un caso de violencia de género al objeto de que estén mejor preparados, más especializados y sean capaces de responder a contingencias que, a lo mejor, muchas veces no están contempladas inicialmente en los protocolos de actuación".

Los encargados de impartir esta formación, según Bernabé, serán "los mejores expertos que existen en la materia", como jueces, policías y abogados. Con este carácter multidisciplinar, el Gobierno central pretende que todos los operadores jurídicos sepan "cada uno qué es lo que tiene que hacer, qué es lo que hace el otro, hasta dónde llegan sus competencias y cómo pueden mejorar sus actitudes".

De esta forma, a través de la formación, Bernabé ha considerado que "vamos a conseguir un mejor resultado y una mejor atención". Asimismo, el objetivo es aumentar la sensibilidad y que la mujer, la familia, los amigos y los vecinos denuncien "cada vez que exista la más mínima intención de agresión o se tenga constancia de la misma, que es algo absolutamente vital en estos casos", tal y como ha certificado.

"MIENTRAS HAYA UNA VÍCTIMA, NUNCA PODREMOS ESTAR SATISFECHOS"

Al ser preguntado por el balance de año 2017 en la Región en cuanto a violencia de género, Bernabé ha lamentado que "mientras haya una sola mujer que ha fallecido y que ha sido víctima de este maltrato, nunca podremos estar satisfechos".

"Y no podemos bajar los brazos porque el año sea un poco mejor en los resultados estadísticos", según Bernabé, quien ha afirmado que habrá un "drama encima de la mesa" siempre que haya "una mujer maltratada o que ha fallecido", de forma que "tendremos que seguir peleando".

Bernabé también se ha referido a la estadística del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género relativa al tercer trimestre, que refleja que la ratio de víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres en la Región se eleva a 23,1, la segunda mayor por comunidades, sólo inferior a la de Baleares (25,9), por encima de la media nacional, que es 17,2.

Al ser preguntado por esta estadística y al motivo del aumento de mujeres denunciantes, Bernabé ha dicho que "por desgracia, el fenómeno está ahí, los maltratadores existen y lo que tenemos que hacer es ponerles coto y presionarlos al máximo con todos los medios que están a nuestro alcance".

Al ser preguntado por la aparición de casos entre jóvenes, Bernabé ha reconocido que, "por supuesto", es algo que le "preocupa", al igual que los casos que se registran "entre la tercera edad" y en cualquier situación.

Consulta aquí más noticias de Murcia.