Tortosa junto al presidente de la asociación Verdiblanca con usuarios de su CEE
Tortosa junto al presidente de la asociación Verdiblanca con usuarios de su CEE EUROPA PRESS/JUNTA

Los Centros Especiales de Empleo son empresas que participan en el mercado como cualquier otra pero en las cuales al menos el 70 por ciento de la plantilla tiene una discapacidad igual o superior al 33 por ciento y pretenden asegurar un empleo remunerado a estas personas, prestándoles servicios de ajuste personal y social, lo que los convierte en una forma eficaz de integración de este colectivo en el mercado laboral.

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Miguel Ángel Tortosa López, ha puesto de manifiesto en un comunicado que el Gobierno andaluz es "consciente del importante papel" que tienen los Centros Especiales de Empleo en la integración sociolaboral de este colectivo, por lo que "está poniendo todos los recursos posibles para respaldar su labor".

Asimismo, ha explicado que las líneas de ayudas recogidas en las nuevas órdenes publicadas en 2017 por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, "vienen a favorecer cada vez más el paso a empresas normalizadas y por tanto a una mayor integración social y profesional".

Un ejemplo son los incentivos de hasta 4.750 euros por la contratación indefinida de personas con discapacidad en empresas ordinarias o los que permiten crear unidades de apoyo a la actividad profesional y contratar a preparadores laborales especializados, con el fin de ayudar a los trabajadores y trabajadoras con discapacidad a superar barreras para que se incorporen y desarrollen profesionalmente con normalidad.

La ayuda a la creación de empleo indefinido de personas con discapacidad subvenciona con una cuantía de 12.021 euros la contratación tanto a jornada completa como parcial con carácter indefinido, incluidos los contratos fijos- discontinuos, y las transformaciones en indefinido de los contratos temporales suscritos con personas con discapacidad en Centros Especiales de Empleo.

Una segunda línea de incentivo permite el mantenimiento de los puestos de trabajo, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial, cuya cuantía será el equivalente al 50 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional(SMI) por cada mes en el que el puesto se encuentre ocupado a tiempo completo.

La tercera línea de incentivo se dirige a la adaptación de puestos de trabajo y a la eliminación de barreras arquitectónicas con hasta 2.000 euros para la adaptación de los puestos de trabajo y la dotación de equipos de protección personal, así como una ayuda que podrá alcanzar hasta el 80 por ciento del coste de la inversión realizada para la eliminación de barreras arquitectónicas, con un límite máximo de 30.000 euros.

Una cuarta línea financia la creación de empleo indefinido de las personas con discapacidad en empresas ordinarias, que oscila entre 4.750 euros por cada nuevo contrato a jornada completa, y 3.907 euros por la transformación de contrato de duración determinada en indefinido.

También se contempla una ayuda económica para financiar la adaptación de puestos de trabajo o la dotación de equipos de protección personal, con la finalidad de evitar accidentes laborales, o sufragar la eliminación de barreras u obstáculos que dificulten el trabajo de las personas con discapacidad contratadas en empresas ordinarias. En este caso se trata de una ayuda de 901 euros por cada contratación indefinida formalizada que requiera adaptación del puesto.

Consulta aquí más noticias de Almería.