Gráfico TIB
Gráfico TIB CAIB

La nueva parada, financiada con los fondos provenientes del Plan de Impulso del Turismo Sostenible 2016, es un proyecto conjunto del Govern con el Ayuntamiento de Pollença y el importe de adjudicación es de unos 303.135 euros, según ha informado la Conselleria en un comunicado.

Asimismo, el Consistorio aportará el 9,5 por ciento del importe final por una cantidad máxima de 40.000 euros. El proyecto incluye la construcción de una pérgola y baños públicos que darán mayor confort a los usuarios; y el plazo de ejecución previsto es de cuatro meses.

Además, la ubicación de la nueva estación permitirá reducir los tiempos de trayecto en bus y minimizar las afectaciones en la zona urbana.

Así, esta parada será la cabecera tanto de las actuales líneas de los buses TIB Pollença-Inca-Palma y Alcúdia-Can Picafort-Zona de Llevant, como de la futura lanzadora que conectará esta población con la península de Formentor a partir de 2018.

Por último, permitirá mejorar la oferta de bus que conecte las bahías de Alcúdia y Pollença con la Serra de Tramuntana.