Tal y como ha informado el departamento autonómico, las alegaciones de las empresas denunciadas fueron desestimadas en su totalidad "al entender que no desvirtúan los hechos denunciados". Así, la Xunta mantiene que con la sobreventa de billetes existió riesgo potencial para preservar los valores naturales y para la seguridad de las personas.

A finales del pasado mes se incoaron 10 expedientes después de que el Parque Nacional das Illas Atlánticas formuló denuncias al detectar excesos de visitantes en los sistemas de control de los días 3, 5 y 19 de agosto -el cupo es de 2.000 personas en transporte regular, 200 en visitas organizadas y 800 en el camping-.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.