"Las posibles imprudencias cometidas en los accidentes de tráfico no ocultan el hecho de que la N-1 es una carretera con un trazado obsoleto", han señalado las mismas fuentes, antes de añadir que se trata de una carretera "con deficiencias estructurales y de señalización", así como una densidad de tráfico "excesiva", con más de un 51 por ciento de vehículos pesados.

Desde la Plataforma de Afectados por la N-1 han recordado además que, pese a no contar con los denominados tramos de concentración de accidentes, esta nacional es la carretera con mayor número de accidentes y víctimas mortales de la provincia de Burgos.

Por ello, el colectivo ha convocado una nueva concentración que tendrá lugar a partir de las 12.30 horas a la altura del kilómetro 269 de la nacional, en el antiguo acceso a la localidad de Castil de Peones, coincidiendo con el lugar en el que se registró el último accidente con víctimas mortales.

A partir de ese momento, se caminará hasta el lugar concreto del siniestro, donde se prevé cortar la circulación de la carretera alrededor de las 13.00 horas para exigir, de nuevo, la aplicación de medidas con carácter inmediato para disminuir la intensidad de tráfico, cifrada en cerca de 10.000 vehículos de media al día.

Unas alternativas que, según han remarcado desde la Plataforma de Afectados por la N-1, pasan por liberalizar la autopista de peaje AP-1, con el objetivo de que ésta sea libre y gratuita para todos los vehículos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.