Así lo ha indicado el coordinador del grupo municipal del PP, Juan Antonio Fuentes, tras tener conocimiento, como parte implicada, de que la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha apartado al PSOE como acusación popular en el conocido como caso Serrallo "tras pedir una fianza de 5.000 euros", que no ha abonado para poder ejercer como tal.

En opinión de Juan Antonio Fuentes, "han quedado desenmascaradas las intenciones del PSOE", donde, "lejos de querer aclarar este asunto, puesto que saben que no hay nada que aclarar y el tema se archivará, pretendían personarse para mantener la tensión y seguir criticando y haciendo ruido mediático".

Según el edil, "el grupo municipal socialista estaba personado en el caso Serrallo, siendo su abogado el mismo que luego este Ayuntamiento contrata, mediante un contrato menor, una vez que el grupo municipal se retira de la acusación popular", y que "es el mismo que defiende al señor Cuenca en el caso en el que está siendo investigado por tres delitos penales".

Por su parte, el portavoz adjunto del grupo municipal del Partido Popular, Antonio Granados, se ha pronunciado también sobre este asunto, definiendo la situación como una "utilización sectaria por parte del PSOE de este Ayuntamiento".

Consulta aquí más noticias de Granada.